Tendencias

Stephen Anderson, profesor de la Universidad de Toronto: “LOS SERVICIOS LOCALES DE EDUCACIÓN Y EL MEJORAMIENTO ESCOLAR”

07/12/16 por reveduc

 img_6701

Este tema abordó el profesor canadiense del Ontario Institute for Studies in Education, al intervenir en el Seminario Internacional: “Liderazgos para una Nueva Educación Pública”, organizado por LÍDERES EDUCATIVOS y que tuvo lugar en Valparaíso y Santiago. A continuación, una selección de las principales ideas de su ponencia.

“Hace varios años una de mis estudiantes y yo hicimos un análisis comparativo de las políticas de rendición de cuentas o “accountability” de educación en las tres provincias de Canadá. Los responsables de la educación pública en mi país son las provincias, no el gobierno nacional. Para mi sorpresa, descubrimos que aunque todas las provincias tenían sistemas de rendición de cuentas, los estatutos de educación en ese momento no comprometían al nivel local con la responsabilidad oficial de asegurar la calidad de la educación. La obligación oficial se limitaba a la provisión de los servicios de educación pública y a cumplir los requisitos administrativos de acuerdo con los mandatos del gobierno.

La situación ha cambiado. A partir del año 2009, los 72 distritos escolares del gobierno provincial de Ontario, tienen la responsabilidad formal de asegurar y mejorar los resultados académicos y el bienestar de los alumnos de las escuelas bajo su dirección.

Quería compartir esta breve historia con ustedes para hacer hincapié en el rol de los Servicios Locales de Educación de asegurar y apoyar la calidad de la educación.

La evolución en Chile en el rol de los sostenedores y los futuros Servicios Locales de Educación, desde atribuciones principalmente de gestión hacia la responsabilidad de asegurar la calidad del resultado académico e integral de los niños, está en línea con las tendencias internacionales.

Me parece que en Chile las exigencias de las nuevas leyes de educación son mucho más que simbólicas, en cuanto a las expectativas del rol del sostenedor y de los Servicios Locales de Educación. Se espera que colaboren con las escuelas para establecer metas en el diseño de planes de mejoramiento que reflejan no solamente las circunstancias de cada escuela, sino también los objetivos de mejoramiento a nivel comunal. Se espera que participen en la provisión y búsqueda de recursos y de asistencia técnica. Y también en facilitar la colaboración y comunicación entre escuelas en redes de mejoramiento.

Es una apuesta muy grande para los futuros Servicios Locales chilenos, no solamente por las nuevas atribuciones sino por el cambio en las relaciones profesionales con las escuelas. También por la ausencia de modelos de Servicios Locales efectivos, con alta capacidad profesional, en los diversos contextos chilenos.

Hay que reconocer que actualmente existen sostenedores que han demostrado la capacidad de liderar el mejoramiento a nivel de la comuna en el contexto tradicional. Hace varios años leí un estudio de caso positivo de mejoramiento escolar liderado por un sostenedor en la comuna de Maipú. Pero este caso no representa la norma en cuanto al rol del sostenedor en la mayoría de las comunas.

Hace poco participé en un estudio longitudinal de mejoramiento en seis escuelas públicas chilenas, que atendían a estudiantes vulnerables. Los sostenedores no se destacaban como una influencia positiva a nivel de la escuela. En varios casos, no gestionaban los nuevos recursos generados por la ley SEP y las políticas de inclusión de una manera que beneficiara a esos establecimientos. Tampoco aseguraban la calidad de servicios de asistencia técnica externa contratados para apoyar a la escuela. Por otra parte, aumentaron las expectativas en cuanto al rendimiento en las pruebas Simce y el cumplimiento de procesos burocráticos de planificación y evaluación, mientras disminuyeron las horas de los docentes y el tiempo disponible para coordinación y trabajo en equipo enfocado en el aprendizaje. Despidieron docentes especializados en arte y otras áreas del currículum, que consideraron no esenciales. Las relaciones profesionales entre las autoridades locales y el sostenedor y el liderazgo directivo de las escuelas eran malas.

Seguro que hay otros sostenedores que juegan un rol más positivo en apoyar el mejoramiento escolar. Sin embargo, creo que hay un campo amplio para repensar el rol de las entidades y actores a nivel intermedio con la creación anticipada del nuevo sistema de Servicios Locales de Educación.

img_6776

EL ROL DE ENTIDADES PÚBLICAS INTERMEDIAS DE GOBERNACIÓN EDUCATIVA

No hay un consenso mundial sobre la necesidad y la forma o el rol de entidades públicas intermedias de gobernación en educación. En Nueva Zelandia e Irlanda no existen sistemas intermedios de gobernación de escuelas públicas. También hay países donde las entidades intermedias son agencias regionales del Ministerio, mientras en otros funcionan como unidades gobierno v/s municipalidades -como ha ocurrido por muchos años aquí en Chile- o como agencias públicas independientes del municipio con gobernadores elegidos por la comunidad, como en Canadá o EE.UU.

En estos días ha surgido un nuevo fenómeno de redes o alianzas de escuelas que son geográficamente dispersas, pero que comparten modelos de educación o intereses comunes. Y que están conectadas a centros de apoyo que funcionan como sostenedores para las escuelas afiliadas a la red. En muchos lugares estas redes y sus sistemas de apoyo están superpuestos a los sistemas públicos, como el famoso sistema de Escuela Nueva en Colombia.

También debemos reconocer la enorme variación en el tamaño y la capacidad administrativa, técnico – profesional y de recursos de las organizaciones que juegan el rol de servicios intermedios en educación. En Canadá hemos llegado a extremos en cuanto al tamaño, por ejemplo, el distrito escolar de Toronto contempla más de 250 mil estudiantes y centenares de escuelas. En cambio, en los 14.800 distritos escolares de EE.UU. menos del 2% superan los 25 mil estudiantes y el 73% atiende a menos de 2.500 alumnos.

img_6783

¿POR QUÉ POTENCIAR A LOS SERVICIOS LOCALES DE EDUCACIÓN (SLE)?

  • Las acciones tomadas por los SLE influyen en la implementación de iniciativas para la mejora.
  • Las políticas del gobierno están mediadas por la interpretación y acciones de los SLE.
  • Los SLE están bien ubicados para apoyar intervenciones multi-escolares.
  • Los SLE tienen más potencial que escuelas individuales para enfrentar los desafíos a la sostenibilidad de cambios y de resultados.
  • Los SLE están mejor ubicados para facilitar la difusión de buenas prácticas entre escuelas.
  • El gobierno no tiene capacidad para responder a las necesidades particulares de cada escuela.

Sin embargo, no es razonable esperar que los SLE vayan a ejercer una influencia sobre la calidad de la educación si no tienen la capacidad profesional y los recursos adecuados. Me parece que estas consideraciones son relevantes en el contexto de las nuevas expectativas sobre el rol de los sostenedores y los futuros SLE en el sistema de educación chileno.

 

SERVICIOS LOCALES DE EDUCACIÓN COMPROMETIDOS CON EL APRENDIZAJE EXITOSO

Nosotros hablamos de “MEDIOS DE MEJORAMIENTO ESCOLAR A NIVEL DE LOS SLE”. Es imperativo que las autoridades a nivel de los SLE crean en la posibilidad de aprendizaje exitoso de todos los alumnos y que no dejen de modelar y comunicar esta creencia a los docentes y a la comunidad de la escuela.

La manera más poderosa de cambiar las creencias de quienes dudan de ciertos estudiantes debido a sus características personales y sociales, es facilitar el intercambio de conocimientos profesionales con escuelas que han logrado superar esas creencias en comparables circunstancias.

Pero no es suficiente con que los agentes de SLE se comprometan al éxito académico de sus alumnos, también es necesario que confíen en la capacidad de los docentes y de los equipos de liderazgo a nivel de la escuela, de manera de poder modificar sus programas y prácticas profesionales con el fin de llevar a cabo esta meta ambiciosa.

Finalmente, es preciso que las mismas autoridades locales crean en su propia capacidad de apoyar a la comunidad escolar en sus esfuerzos de mejoramiento. Se habla de un “sentido fuerte de la eficacia colectiva” de parte de las autoridades de Servicios Locales y el personal escolar para la mejora escolar.

Uno de los problemas que enfrentamos en educación, tanto en Canadá como en Chile, es la falta de consenso sobre los conocimientos y habilidades esenciales de los docentes y de los encargados de la gestión y el liderazgo escolar. En muchos países los gobiernos y organizaciones profesionales han desarrollado marcos y estándares de las buenas prácticas de los docentes y de los directores de escuela, incluso en Ontario y aquí en Chile. Pero la mera existencia de esos estándares no garantiza cómo los están utilizando en la práctica.

Los SLE más efectivos se comprometen a estándares claros y expectativas de prácticas profesionales efectivas tanto en el aula como en las áreas de dirección y liderazgo. Lo mínimo es que adoptan las expectativas externas promulgadas por el gobierno o por entidades profesionales. En algunos casos, han creado sus propias expectativas alineadas a las externas, pero incorporando lo que han aprendido de prácticas efectivas en el contexto local. No quiero decir con esto que no haya flexibilidad profesional, pero la autonomía existe dentro de un marco de estándares o expectativas definidas.

Obviamente, no basta con adoptar, desarrollar, comunicar y otorgar expectativas comunes de prácticas profesionales. Hay que instalar sistemas de formación y de supervisión de acompañamiento para apoyar a la comunidad escolar a comprenderlas, aprenderlas e incorporarlas en su práctica. En otras palabras, es necesario contar con un sistema de apoyo para asegurar la implementación de estándares y expectativas comunes de práctica.

Una de las características de los SLE efectivos es la presencia de procesos de investigación e indagación dirigidos hacia una mejor comprensión de la calidad y los desafíos del aprendizaje y de la implementación de programas y prácticas. Se habla de acciones tanto a nivel de los SLE como a nivel de las escuelas para informar y guiar la toma de decisiones sobre metas de mejoramiento, a fin de elaborar planes de intervención y evaluar el progreso o impacto de esos planes.

Los Servicios Locales de Educación chilenos constituyen una oportunidad para desarrollar la capacidad del nivel intermedio a fin de que puedan jugar un rol significativo en mejorar y sostener la calidad de educación”.

Comparte este artículo en: