Perfiles

Rosa Devés Alessandri: La primera mujer rectora de la Universidad de Chile

29/08/22 por Reveduc

“Vamos a decir desde este lugar a las niñas y a las jóvenes de nuestro país que sí se puede, que lo hemos hecho por años, que tenemos una genealogía de muchas mujeres que lo hicieron antes y que lo hicieron desde esta universidad para Chile”. Con esas palabras la académica inició su mandato como la primera mujer rectora en los casi 180 años de existencia de este emblemático plantel de la educación superior. Con una trayectoria profesional impecable ha manifestado su orgullo de haber alcanzado democráticamente tan alto e importante cargo.

En mayo fue elegida y en junio asumió formalmente su cargo. Se trata de Rosa Devés Alessandri, la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile que fue escogida por sus pares como rectora de esa tradicional casa de estudios.

La ceremonia de traspaso de rectoría tuvo lugar en el Salón de Honor de la Casa Central. Allí, su antecesor, el profesor Ennio Vivaldi, quien fue rector durante ocho años, le transfirió la Medalla de la Universidad de Chile que la invistió a ella como la máxima autoridad universitaria, la rectora número 31 del plantel y, además, cabe destacarlo, se convirtió en la primera mujer en ocupar ese cargo en la institución de educación superior más antigua (180 años) de nuestro país.

El acto fue encabezado por el Presidente de la República, Gabriel Boric, en su calidad de patrono de la Universidad de Chile, quien hizo un llamado a “volar cada vez más alto sin perder de vista el suelo que nos une” y reiteró el compromiso y apoyo de su administración al plantel y a todas las universidades públicas: “Quiero que sepan que cuentan con este gobierno para estas tareas, porque este es un gobierno que quiere fortalecer su vínculo con las universidades del Estado de Chile”, señaló el Mandatario. También estuvieron presentes el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, junto a muchas otras altas autoridades universitarias y de Estado.

El espíritu de las mujeres de ayer y de hoy

En su primer discurso, la nueva rectora se comprometió, a nombre de ella, su equipo y “con el espíritu de las mujeres de ayer y de hoy”, a trabajar colaborativamente por una universidad que represente al país en su pluralidad y riqueza, pero también en sus dolores, para lo cual dijo que orientará su quehacer a la contribución de satisfacer los intereses y las necesidades generales de la sociedad.

“Este ciclo se inicia con los sueños y esperanzas de una comunidad que es crítica y resistente, pero también solidaria y generosa, que entiende la responsabilidad que le ha encomendado la historia y se ha comprometido con la misión de generar, desarrollar, integrar y comunicar el saber en todas las áreas del conocimiento y el dominio de la cultura”, señaló y agregó que esa gran tarea trasciende el espacio universitario y se funde con los desafíos de nuestra Nación.

También recalcó que la educación superior es un derecho y que la ciudadanía se construye mediante el encuentro de seres humanos complejos, con múltiples historias de vida, en una comunidad que respeta y se nutre de la diversidad. Y llamó a avanzar conjuntamente hacia la igualdad efectiva en todas las dimensiones del quehacer universitario, de modo de erradicar las discriminaciones que aún están presentes en la cultura institucional, muchas veces inadvertidas en regulaciones y procedimientos cotidianos. “Hay que alcanzar una cultura universitaria favorable a la igualdad y proyectar este desafío hacia el sistema universitario en su conjunto”.

Finalmente, advirtió que la discriminación estructural y cultural padecida por las mujeres y las disidencias sexuales castiga las diferencias, transformándolas en desigualdades sociales, lo cual requiere de una atención especial y constante, ya que contradice la misión y los valores fundantes de la universidad.

Por su parte, el rector saliente, Ennio Vivaldi, repasó y destacó el despliegue de trabajo realizado en sus dos períodos al mando del plantel, resaltando los esfuerzos por recuperar el espacio de lo público y el desarrollo de la colaboración por sobre la competencia como paradigma de desarrollo. Puntualizó que ese acto no era el traspaso de un cargo de rectoría, sino que de una institución que va mucho más lejos con una misión a futuro.

¿Quién es la doctora Rosa Noemí Devés Alessandri?

Nacida en Santiago, el 23 de enero de 1950, esta bioquímica, académica y educadora, que hasta ahora se desempeñaba como vicerrectora de Asuntos Académicos de la Universidad de Chile, sobrina del expresidente Jorge Alessandri Rodríguez y nieta del expresidente Arturo Alessandri Palma.

Desde pequeña estuvo ligada a las artes escénicas, participando en compañías de teatro y estudiando ballet durante 30 años. Paralelamente, ella cuenta que siempre ha sido cercana al activismo social, ya que fue criada en un ambiente de servicio a la comunidad. Confiesa que la danza fue muy importante en el desarrollo de su personalidad. “No solamente por lo que significa tener una práctica artística, sino de responsabilidad y de apertura hacia los otros. Me dio disciplina, rigor y la capacidad de actuar frente a un público”, relata en una entrevista al semanario The Clinic y nombra emocionada a su profesora Evelyn Castro, quien cumplió 97 años y todavía hace clases en la misma academia, a la que ahora su nieta de cuatro años comenzó a asistir.

El reportaje completo lo pueden leer en la Revista de Educación N399

Comparte este artículo en: