Previous Page  10-11 / 56 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 10-11 / 56 Next Page
Page Background

10

Revista de Educación •

Política educativa

por Joao Pedro Azevedo, Koen Geven, Diana Goldemberg,

Amer Hasan y Syedah Aroob Iqba (Banco Mundial).

Los resultados se presentan ante dos posibles escenarios:

• Escenario A:

la educación a distancia tiene una

duración de 6 meses.

• Escenario B:

la educación a distancia tiene una

duración de 10 meses (todo el año escolar).

¿QUÉ FACTORES SE CONSIDERARON EN

LA ESTIMACIÓN?

La alta heterogeneidad de capacidades y recursos

por parte de las familias y escuelas para sobrellevar la

educación a distancia ha evidenciado la existencia de

brechas que no permiten que este tipo de formación

tenga el mismo impacto en toda la población nacional.

a. Cobertura de la provisión de educación a distancia

• El 40% de los estudiantes en Chile se encuentra en

establecimientos que han entregado formación a

distancia de manera masiva, pero en los de mayor

vulnerabilidad (quintil más pobre) la cobertura de

la educación a distancia alcanza un 27% y en los de

menor vulnerabilidad (quintil más rico) un 89%.

b. Acceso de estudiantes a la formación a distancia

• El 87% de los estudiantes cuenta con acceso a dis-

positivos de este tipo, pero -nuevamente- existe una

notoria brecha entre el quintil de vulnerabilidad más

bajo y el más alto (77% y 97% respectivamente).

c. Efectividad en el aprendizaje

• En el caso de la educación a distancia, es funda-

mental que los estudiantes tengan las habilidades

para guiar su proceso de aprendizaje de una mane-

ra más autónoma. A nivel nacional, esta capacidad

alcanzaría un 85% en el escenario A y bajaría a

34% en el escenario B. Pero varía según la depen-

dencia del establecimiento al que asisten: para

aquellos que asisten a establecimientos públicos,

oscila entre 83% (escenario A) y 30% (escenario B),

mientras que si asisten a establecimientos particula-

res pagados, fluctúa entre 87% (escenario A) y 41%

(escenario B).

¿CUÁL ES LA ESTIMACIÓN DEL IMPACTO DEL

COVID-19 EN LOS RESULTADOS DE APRENDIZAJE?

A continuación, se presentan los resultados de las

estimaciones realizadas con la herramienta

Country tool

for simulating the potential impacts of COVID-19 school

closures on schooling and learning outcomes, Version 5

,

sobre tres indicadores de desempeño.

a. En el nivel de aprendizajes

• Si la educación a distancia dura 6 meses, los estu-

diantes de Chile podrían perder, en promedio, un

42% de los aprendizajes de un año. Y si la educa-

ción a distancia dura 10 meses, podrían perder, en

promedio, un 88% de los aprendizajes de un año.

• En el escenario A, los estudiantes de menores

recursos (quintil 1) podrían perder, en promedio, un

50% de sus aprendizajes; mientras que los estudian-

tes de mayores recursos (quintil 5), un 15%. Y en el

escenario B, los estudiantes de menores recursos

(quintil 1) podrían perder, en promedio, un 95% de

sus aprendizajes; mientras que los estudiantes de

mayores recursos (quintil 5), un 64%.

Si la educación a distancia dura 6 meses,

los estudiantes de Chile podrían perder, en

promedio, un 42% de los aprendizajes de un

año. Y si la educación a distancia dura 10

meses, podrían perder, en promedio, un 88%

de los aprendizajes de un año.

(Estudio “Impacto del COVID-19 en los resultados de

aprendizaje y escolaridad en Chile”, de Mineduc)

11

Revista de Educación •

Política educativa

De acuerdo a un estudio del Mineduc, efectuado en base a una herramienta proporcionada por el Banco Mundial, si la educación a distancia dura 10

meses la escolaridad ajustada según aprendizaje en Chile presentaría un retroceso de 1,3 años.

b. En los resultados de la prueba PISA

• Si normalmente, el 31% de los estudiantes chilenos

no logra resultados satisfactorios en PISA -Progra-

ma para la Evaluación Internacional de Estudiantes,

realizado por la Organización para la Cooperación y

el Desarrollo Económico (OCDE)-, en un escenario A

dicho porcentaje crecería a 37%, y en un escenario B

podría alcanzar un 45%.

• En la educación pública el 40% no logra resultados

satisfactorios en un escenario base, pero en el esce-

nario A un 48% no lograría resultados satisfactorios en

las pruebas internacionales futuras como impacto del

cierre de escuelas. Dicha cifra aumenta a un 57% en

el escenario B. En el caso de los particulares subven-

cionados, donde regularmente un 30% no logra un

desempeño satisfactorio, alcanzaría un 36% en el esce-

nario A y un 43% en el B.

• Los establecimientos particulares pagados son los que

presentan los mejores resultados en dichas evaluaciones

y son los que percibirían un menor impacto, ya que regu-

larmente solo el 17% no logra un desempeño satisfacto-

rio y el cierre de escuelas llevaría estos porcentajes hasta

un 18% en el escenario A y un 22% en el escenario B.

c. En los años de escolaridad ajustada

Una de las medidas más relevantes con respecto a

la medición de los aprendizajes efectivos de la población

nacional corresponde a los años de escolaridad ajustados

por la calidad de aprendizajes (conocido como

Lear-

ning-Adjusted Years of Schooling en inglés

). Este indicador

busca entregar una representación más certera sobre el

aprendizaje adquirido a lo largo de la vida, puesto que los

años de escolaridad suelen esconder en alguna medida las

ineficiencias de los sistemas educativos.

• El país que actualmente aparece con más años de

escolaridad ajustada según aprendizajes es Singapur

(12,91 años ajustados), a pesar de que Francia es el

país que tiene una mayor escolaridad (13,96 años). En

el caso de Chile se destaca que, aunque la escolaridad

de la población corresponde a 12,9 años en promedio,

el rendimiento obtenido en las evaluaciones internacio-

nales otorga una escolaridad ajustada correspondiente

a 9,6 años.

• En un escenario B, la escolaridad ajustada según apren-

dizaje en Chile podría caer de 9,6 años a 8,3 años, es

decir, presentaría un retroceso de 1,3 años. Esta pérdida

es superior a la reducción de un año completo porque

el cierre de las escuelas no solo impacta en la pérdida

de aprendizajes durante el año, sino que también causa

la pérdida de conocimientos previos, lo que dificultará

la adquisición de conocimientos a futuro.

• Los estudiantes que asisten a la educación pública son

los más expuestos a una mayor pérdida de años de es-

colaridad ajustada según aprendizaje, pasando de 9,1

años (actual) a 8,4 años en un escenario A y 7,7 años

en un escenario B.