Convivencia

POLÍTICA NACIONAL DE CONVIVENCIA ESCOLAR: La convivencia la hacemos todos

28/04/20 por reveduc

Las interacciones y relaciones humanas se enseñan y se aprenden, por ello es fundamental que las políticas públicas y planes de mejora de la convivencia escolar consideren el aprendizaje de los modos de convivir, no solo a nivel curricular, sino también en los distintos espacios y oportunidades que la comunidad educativa presenta. Consciente de ello, el Ministerio de Educación actualizó la Política Nacional de Convivencia Escolar (PNCE) y ha impulsado una serie de programas que van en apoyo de las escuelas.

La convivencia se enseña y se aprende, por lo tanto, es fundamental que las políticas públicas y planes de mejora consideren la necesidad de intencionar la enseñanza y el aprendizaje de los modos de convivir que permitan construir una sociedad respetuosa, inclusiva, participativa y dialogante. Esto no solo debe ocurrir a nivel curricular, sino también en los distintos espacios y oportunidades que la comunidad educativa nos presenta, incluso aquellas en el mundo virtual.

La Política Nacional de Convivencia Escolar busca ser una herramienta que aporte a la gestión de la convivencia y a una toma de conciencia sobre la materia de todos los miembros de la comunidad educativa: equipos directivos, docentes, asistentes de la educación, padres y apoderados.

Esta Política plantea que la gestión de la convivencia escolar debe consistir en un “proceso colaborativo e intencionado de diseñar, implementar y evaluar políticas, acciones, prácticas y actividades sobre el conjunto de las interacciones y relaciones que se producen en el contexto escolar”. Además, señala que la gestión debe ser sistémica, es decir, abarcar el conjunto de las relaciones que se producen entre todos los actores escolares, por lo que no se reduce a algunos programas o intervenciones puntuales en caso de problemas de convivencia. Por ello, se requiere un diagnóstico claro de cómo es la convivencia en el establecimiento y de cómo se espera que esta sea en el futuro, guiado por instrumentos de gestión, tales como, el Proyecto Educativo Institucional y Proyecto de Mejoramiento Escolar.

Más información en: Revista de Educación N° 389.

Comparte este artículo en: