Conversando

Pedro Pablo Zegers, director de la Biblioteca Nacional: “HAY QUE MANTENER LOS ESTÁNDARES ALTÍSIMOS QUE HOY TIENE LA BIBLIOTECA NACIONAL”

11/03/19 por reveduc


Espacio cultural por excelencia, hoy la Biblioteca Nacional debe estar en sintonía con el crecimiento tecnológico del país. “El foco actual y de los próximos años estará centrado en los soportes tecnológicos”, asegura el actual director Pedro Pablo Zegers, quien destaca que esta institución resguarda la memoria de Chile, de allí su labor de ir creando cultura patrimonial e histórica, educando a los chilenos para una ciudadanía más responsable en pro del bien público.

¿Qué significa para usted haber asumido el liderazgo de la Biblioteca Nacional?

Un honor y una gran responsabilidad. Este cargo de alguna manera viene a consolidar una carrera de casi 40 años en esta institución. Partí el año 1980 como director del Museo Gabriela Mistral de Vicuña, en el Valle de Elqui. Siendo muy joven (24 años) asumí la dirección, es decir, me atreví a ser director del museo de un Premio Nobel de Literatura, lo que no deja de ser una audacia. Pero lo hice con gran vocación y, la verdad es que fue tanta la vocación, que se ha mantenido a lo largo de cuatro décadas. Sigo trabajando en Gabriela Mistral después de haber dejado su museo el año 1985, divulgando su obra y dándola a conocer en Chile y el mundo. Esa ha sido una de las grandes satisfacciones que me ha dado esta labor, apropiarme de un personaje tan importante como ella, pero también ir conociendo esta institución desde la experiencia directa y en sus tres áreas: biblioteca, archivo y museo. He sido director de museo, he trabajado en archivo y hoy día me corresponde ser director dela Biblioteca Nacional. Siento que es la consolidación de mi carrera.

¿Cuáles son los desafíos actuales de esta entidad?

La Biblioteca es de las instituciones más antiguas en este país a nivel de cultura, con más de 200 años, recordemos que fue fundada en 1813, posee una enorme tradición republicana. La responsabilidad que tiene hoy sigue siendo la que tuvo en sus inicios, es decir, entregarle a la sociedad civil la información que ésta requiera y mantener al día esa información para que la gente pueda, de alguna manera, consolidar su formación y colaborar al desarrollo del país.

Estamos convencidos, así como lo hicieron los padres de la patria, que el país no solo gana con su libertad, sino que también con el proceso de aprendizaje, los pueblos necesitan grandes bibliotecas. En ese sentido, la Biblioteca Nacional ha cumplido su rol con creces desde el periodo de su fundación en adelante. Con sus cuatro sedes, actualmente desempeña esa tarea con mucho profesionalismo y entrega. Han sido numerosos los personajes que han estado aquí, destacados prohombres, destacadas mujeres, que se han esforzado para que esta institución sea lo que es.

Partió siendo una biblioteca tradicional, análoga, donde solo se custodiaban libros. A medida que fueron creciendo los soportes en que la cultura se va acuñando, sumó la cartografía, la fotografía y hoy el formato digital. Eso ha provocado un impacto tremendo, porque la Biblioteca Nacional se ha ido acomodando a los tiempos, no se quedó atrás, sino que marcha en sintonía con el crecimiento tecnológico del país.

Entrevista completa en: Revista de Educación N° 385.

Comparte este artículo en: