Protagonistas

Luis Norambuena, docente de Chillán: El arte de educar a conciencia y con empatía

03/11/21 por Reveduc

El docente de pedagogía en Artes, Luis Norambuena, de 35 años, privilegia trabajar en la educación pública, en el Liceo Narciso Tondreau en Chillán, donde ha sobresalido por sus novedosas ideas donde relaciona el arte con los derechos de los niños, donación de órganos y la tenencia responsable de animales, entre otras materias.

Al egresar de pedagogía en la Universidad de Concepción, donde destacó como el mejor alumno de su promoción el año 2009, Luis Norambuena cursó un Magíster en Educación. Luego, comenzó su camino en la docencia en un establecimiento subvencionado, pero en el año 2015 decidió renunciar para empezar de cero en el sistema público, específicamente en la Escuela Los Héroes de Chillán, donde tenían como sello el área artística y la inclusión.

En ese establecimiento, ubicado muy cerca del Mercado Central de la capital de la Región de Ñuble, encontró el apoyo de la directora de aquel entonces, Verónica Palacios, quien le ayudó a gestar sus primeros proyectos artísticos.

A pesar de tener una gran cantidad de alumnos, la escuela debió fusionarse el año 2020 con el Liceo Narciso Tondreau, pues ellos contaban con una amplia infraestructura (una manzana de extensión). A raíz de esto, los estudiantes de la Escuela Los Héroes, que representan actualmente un 70% de la matrícula, debieron ser reubicados en el liceo, el cual mejoró con la fusión, ya que ahora entregan educación desde prebásica hasta 4º medio, mientras que antes solo ofrecían matrícula hasta 8º básico.

EL ARTE PARA HACER CAMBIOS

Confiesa ser un profundo admirador de la docencia, por esa razón nunca pensó en dedicarse a otra cosa. “Siempre quise enseñar con cariño, cercanía y escuchando a mis alumnos, porque creo que eso es el motor para educar bien a los niños y jóvenes”, señala Norambuena.

Su trabajo se centra en los niños de segundo ciclo básico y en algunas horas que dicta en enseñanza media, también destina horas a niños de cursos especiales.

Hoy el liceo entrega 22 talleres gratuitos (de una hora y media) para los niños, adolescentes y apoderados del establecimiento. Estos últimos se han integrado muy bien en los cursos destinados a tejido y pintura.

Varios talleres han sido integrados a la asignatura de Artes. Éstos surgieron por la necesidad que sentía Luis Norambuena de que sus alumnos pudieran explorar diversas temáticas. Incluso antes de la pandemia del Covid-19, ya estaban trabajando en temas relativos a la formación ciudadana, tenencia responsable de mascotas, derechos de las mujeres, y la donación de órganos, por mencionar algunos.

“Todos estos proyectos tienen como denominador común: las causas sociales, las que canalizo usando las Artes como vehículo y motor. Esa es la clave de lo que yo hago”, explica el docente.

A lo anterior se suman otros cursos extraprogramáticos, tales como fútbol, básquetbol, ajedrez, yoga, gimnasia rítmica, psicomotricidad, títeres, folclor, los que cuentan con “talleristas”, es decir, personas contratadas especialmente para liderar esos temas.

Reportaje completo en: Revista de Educación N° 395.

Comparte este artículo en: