Zona pedagógica

LICEO DE LA CISTERNA: FABRICA MASCARILLAS Y PROTECTORES FACIALES 3D

07/05/20 por reveduc
Foto: Gentileza Corporación Sofofa.

En un esfuerzo por contribuir a detener la crisis sanitaria que se vive a causa del Covid-19, el Liceo Bicentenario de Electrotecnia Ramón Barros Luco, de la comuna de La Cisterna, está fabricando mascarillas y protectores faciales. “Iniciativas como éstas demuestran el valor del aprendizaje práctico en los liceos técnicos y el aporte que generan en su comunidad”, destacó el ministro de Educación, Raúl Figueroa. 

El Liceo Bicentenario de Electrotecnia Ramón Barros Luco de la comuna de La Cisterna, perteneciente a la Red de Liceos Sofofa, hoy se encuentra utilizando su laboratorio tecnológico de última generación para fabricar mascarillas y protectores faciales.

Un emprendimiento que ha sido destacado por el ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien señaló que “iniciativas como éstas demuestran el valor del aprendizaje práctico en los liceos técnicos y el aporte que generan en su comunidad”. 

Es importante recordar que en 2018 el Liceo Ramón Barros Luco recibió la categoría de Liceo Bicentenario. “A partir de ese momento empezamos a construir un laboratorio de prácticas y experiencias pedagógicas, lo que incluía una granja de impresión 3D. El laboratorio aún no se inaugura, pero al momento en que la pandemia se desató decidimos darle un uso para beneficiar a los mismos integrantes de la comunidad educativa de la Red de Liceos Sofofa y en un futuro a los Cesfam u hospitales de la comuna”, afirma Pablo Kusnir, gerente de Educación Corporación Sofofa.


Foto: Pablo Kusnir, Gerente de Educación Corporación Sofofa/ Gentileza Corporación Sofofa.

MULTIPLATAFORMA DE APRENDIZAJES PRÁCTICOS

En esta tarea ha cumplido un rol relevante la empresa Remedi Pérez -multiplataforma de aprendizajes prácticos que colabora con el colegio-y que junto a Sofofa ha trabajado para montar este Laboratorio de Fabricación Digital y Robótica.

“Nosotros realizamos el diseño e implementación del laboratorio y aportamos con nuestro Sistema de Aprendizaje VLP, el cual se aplica en las diferentes estaciones de trabajo del laboratorio y permite que cualquier estudiante pueda aprender un contenido tecnológico en 1 hora”, explica Gabriela Pérez, confundadora de esa entidad, quien destaca además que su foco principal es que “los alumnos puedan acceder a la tecnología y aprendan a utilizar esta maquinaria”.

Este laboratorio de experiencias pedagógicas cuenta con tecnología de Impresión 3D, Corte Laser, Router CNC (Control Numérico Avanzado), Robótica Exploradora, Robótica Bípeda y Programación. “Y nos encontramos preparando contenidos más avanzados para ser enseñados en este espacio”, agrega Pérez.

CÓMO HACEN LAS MASCARILLAS Y PROTECTORES FACIALES

Actualmente hay tres personas trabajando en el laboratorio del Liceo: un ex alumno, una persona encargada de la empresa Remedi Pérez y otra persona externa que ayuda a la producción.

El total de fabricación a la fecha ha sido de más de 200 mascarillas y 200 protectores faciales, todos hechos a partir de plástico reciclado. A la semana, producen 80 en ambos casos y se estima que van a duplicar la producción en un corto plazo.

Lo que permite la confección de estas mascarillas y protectores faciales es el software de diseño 3D y las impresoras 3D.

Pablo Kusnir señala que “la impresión 3D no es un proceso industrial de fabricación, es un proceso muy lento, y eso explica que el Liceo tenga una capacidad limitada para elaborar este tipo de insumos. Por ello es que en una primera instancia se ha proyectado dotar de elementos de protección personal solo a todos los profesores y asistentes de la educación, pensando en un futuro retorno a clases de los alumnos”.

“Las mascarillas son construcciones de plástico, son lavables y duraderas -asegura Kusnir-. Las máquinas funcionan con un filtro abajo y con éste uno puede utilizar cualquier material, por ejemplo, tela con las mismas características de una mascarilla fabricada en casa, es muy económica. Otra de nuestras ideas también es recortar pedazos de otras mascarillas y así se aprovecha mucho mejor la fabricación”.

PRÓXIMOS PASOS: SIEMPRE DE LA MANO DE LA TECNOLOGÍA  

Por una parte, explica Kusnir, como el laboratorio posee una máquina para moler plástico y para crear filamento, que es el insumo principal para las impresoras 3D, esperan tener todo un ecosistema sostenible en el tiempo, donde van a reciclar ellos mismos ese plástico y construirán los filamentos, ya que eso alimenta a las máquinas para que impriman los elementos necesarios.

Además, anuncia que van a construir un segundo laboratorio con la misma tecnología en el Liceo Vicente Pérez Rosales de Quinta Normal, ya que también fue elegido como “Liceo Bicentenario” y los fondos que recibieron los destinaron para esa actividad.



Foto: Gabriela Pérez, cofundadora de Remedi Pérez/ Gentileza Corporación Sofofa.

Gabriela Pérez, cofundadora de Remedi Pérez:

“Ha sido una oportunidad de agregar contenidos educativos a nuestro Sistema de Aprendizaje Tecnológico VLP”

¿Por qué decidió sumarse a esta tarea de elaborar mascarillas y protectores faciales 3D en el Liceo Ramón Barros Luco?

A través de Remedi Pérez somos parte de la red internacional de Hackerspaces, éstos son espacios y laboratorios de tecnología públicos y privados de diversas partes del mundo. En nuestra red vimos una rápida respuesta frente a la crisis sanitaria mundial y fabricación de diferentes productos en Impresión 3D, dentro de los cuales están los protectores faciales y las mascarillas. Fue así como vimos muy buenos resultados y comenzamos a fabricar en el Laboratorio de Fabricación Digital y Robótica del Liceo Ramón Barros Luco diseños propios y otros disponibles en nuestra red para testear su funcionamiento y proyectar la fabricación a gran escala de estos productos.

Siempre pensando en donar a la comunidad escolar, y a otros espacios que pudieran necesitar estos insumos de cuidado personal.

También ha sido una oportunidad de agregar contenidos educativos a nuestro Sistema de Aprendizaje Tecnológico VLP, los cuales se relacionan con ideas y soluciones en base a proyectos sobre la contingencia actual.

¿Cuántas horas trabaja y qué hace Ud. exactamente?

Nos organizamos en turnos de 8 horas para abarcar el trabajo con las máquinas durante el día y la noche. Específicamente yo he creado los códigos que permiten imprimir los productos en las impresoras 3D y he ido mejorando dichos códigos para disminuir los tiempos de impresión sin perder calidad en el producto final.

¿Qué participación le cabe a Remedi Pérez en este esfuerzo por hacer mascarillas?

Principalmente aportar desde nuestra experiencia con este tipo de maquinaria y proveer de productos que puedan ayudar en el día a día en estos tiempos frente al Covid-19. También impulsar este tipo de actividades de creación en el laboratorio y promover el uso de estas tecnologías para la creación de prototipos y soluciones frente a problemas y contingencias que impactan al entorno educativo y la sociedad en general.

Comparte este artículo en: