Zona pedagógica

INSTITUTO HEBREO: Un Modelo Educativo con Tres Actores

19/11/19 por reveduc


Tutoriales audiovisuales entretenidos producidos por los mismos profesores, un plan lector virtual de la biblioteca del colegio, clases flexibles y más ágiles y una comunidad educativa digital, son algunos de los proyectos que ha impulsado el modelo “Yuval” del Instituto Hebreo en estos últimos 10 años y que une a tres actores: profesores, alumnos y la “nube”, convirtiendo a este establecimiento en un centro pedagógico virtuoso basado en el buen uso de la tecnología.

Una enorme gigantografía de fondo verde claro decora la oficina de Daniel Tramer, director del CREA (Centro de Recursos de Enseñanza y Aprendizaje) del Instituto Hebreo. En el centro aparece una nube azul y las palabras “Yuval”. Por si alguien tiene alguna duda de qué es eso, arriba de esa nube una suerte de marcianito explica que “Yuval” es “un modelo educativo, que busca insertar las nuevas tecnologías como un recurso nativo a través de un conjunto de estrategias de carácter tecnodidáctico que impactan en el proceso de aprendizaje”.

Daniel Tramer pone énfasis en que este modelo es educativo pedagógico y no tecnológico: “Tiene que ver con la cultura dela institución, es decir, con algo intrínseco en nuestro quehacer. No tiene que ver con la tecnología, sino con lo académico, lo valórico y lo formativo. Usamos la tecnología porque ése es el vehículo, pero si el día de mañana ésta cambia a otra cosa que no podemos imaginar, el modelo se vaa mantener, solo va a cambiar el vehículo”.

El nombre del modelo, “Yuval”, fue elegido en honor al primer músico de la Biblia, llamado justamente “Yuval”. Y dice relación con la lógica a la que apunta: actualizar el lenguaje en forma constante. “Eso es lo que nos va a modificar culturalmente -afirmaTramer-. Al final de una clase, un alumno nuestro puede preguntar: ‘¿Eso lo vas a subir?’ En otro lugar, podría no entenderse a qué se refiere. Acá todos sabemos que está preguntando si lo va a subir al sitio digital y eso tiene que ver con el lenguaje que ocupamos: subir, compartir, etc. Ese cambio de lenguaje está impregnado en la cultura del colegio. Hoy puedo decir: en el Instituto Hebreo tenemos una cultura digital. No sólo por la enorme cantidad de documentos compartidos o porque nos comunicamos con ciertos conceptos que tienen que ver con la nube, sino porque hemos instalado prácticas educativas que así lo evidencian”.

Reportaje completo en: Revista de Educación N° 388.

Comparte este artículo en: