Reseñas destacadas

“HÉROES MAPUCHE, LO QUE NOS CUENTA LA ARAUCANA”

27/12/16 por reveduc

foto-heroes-2

Se trata de un breve recorrido por las vidas de los mapuches más famosos. Se destacan citas del poema “La Araucana”, de Alonso de Ercilla y Zúñiga, que aluden a su valentía e inteligencia. Y también lo dicho por otros grandes como Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Lope de Vega, Rubén Darío, Jorge Teillier, Marcela Paz y Nicanor Parra. Esta obra es de Carolina Valdivieso, con ilustraciones de Marianela Frank (Ed. Zig – Zag. Lectorcitos Informativos).

“En la obra teatral ¡Lautaro! Epopeya del pueblo mapuche, la autora Isidora Aguirre, imagina un romántico diálogo entre estas dos grandes figuras:

LAUTARO.- Tu pelo es suave, tiene el aroma fresco del río… mi amada niña.

GUACOLDA.- (Bajando la voz) “Amada” ¿dejaste de llamarme “hermana”?

LAUTARO.- (Se levanta, animoso) Hablé con mi padre. Le dije: cuando llegue la hora, no tendrás que darte el trabajo de buscarme esposa. La escogí yo mismo”.

Este extracto aparece en el capítulo Guacolda, bella mujer mapuche, del libro “HÉROES MAPUCHE, LO QUE NOS CUENTA LA ARAUCANA” (Ed. Zig – Zag. Lectorcitos Informativos). Un texto de Carolina Valdivieso, con ilustraciones de Marianela Frank, que hace un breve recorrido por las vidas de los mapuches más famosos: Lautaro, Caupolicán, Galvarino, Colo-Colo, Fresia, Guacolda y Tegualda.

Se destacan citas del poema “La Araucana”, escritos por Alonso de Ercilla y Zúñiga, que aluden a ellos.

Por ejemplo, en el capítulo Lautaro, el gran líder, se destaca:

“Ercilla no ahorra alabanzas en la descripción de Lautaro. Lo califica de:

industrioso, sabio, presto, de gran consejo, manso de condición y hermoso gesto.

Y nos cuenta que este guerrero era:

Un hijo de cacique conocido, que a Valdivia de paje le servía”.

También se hace referencia a lo dicho por otros autores como Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Lope de Vega, Rubén Darío, Jorge Teillier, Marcela Paz y Nicanor Parra.

foto-heroes-1

 

¿Quién fue Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor de “La Araucana?

Nació en Madrid, en 1533. Sus padres —Fortún García de Ercilla, jurista del Consejo Real, y Leonor de Zúñiga— eran oriundos de Bermeo (Vizcaya, País Vasco). Alonso fue el menor de los seis hijos y su madre quedó viuda cuando él apenas tenía un año. Más tarde, la familia se desplazó a Bermeo, Nájera y Bobadilla, en medio de una situación económica complicada. Aunque su madre recibió como herencia el señorío de la villa de Bobadilla, que García de Ercilla había adquirido de su suegra y del marido de ésta,  finalmente lo perdió en 1545, después de largos y engorrosos pleitos.

Sin embargo, ella fue favorecida por el Emperador Carlos V y contratada como guardamayor de la infanta doña María, esposa de Maximiliano, Rey de Hungría y de Bohemia, y futuro Emperador, todo lo cual le permitió introducir a su hijo en la corte.

Así fue que a los 15 años comenzó a trabajar como paje del Príncipe don Felipe (después Felipe II), que se hallaba en Valladolid ocupado en alistarse para ir a Flandes donde estaba su padre El Emperador, un viaje que tuvo varias escalas: Barcelona, Génova, Milán, Nápoles, Mantua, Trento, Inspruck, Munich, Heildeberg, Lutzelburg, Bruselas.

“No sería posible asegurar que Ercilla siguiese paso a paso ese itinerario (el del Príncipe), pero sí tenemos su testimonio expreso de haberse hallado en Augsburgo en la dieta germánica que allí se celebró en agosto de aquel año, «donde el rey don Felipe se halló, siendo príncipe, de quien este testigo era paje», declara en cierta información, y aun da testimonio de que allí fue a visitarle un caballero que se llamaba don Miguel de Zúñiga, «de la Casa de Zúñiga», asegurándole que, así, por esa parte, eran deudos”.

(Declaración suya en la información para armarse caballero de Santiago de don García de Arce y Villerías, Documentos, p. 177. Citado en: http://www.cervantesvirtual.com/portales/alonso_de_ercilla/)

Ercilla solicitó del Príncipe, en 1555, autorización para dirigirse a América, a fin de defender la corona real. Viajó primero a Indias en la expedición de Jerónimo de Alderete y después a Chile, con García Hurtado de Mendoza, el recién nombrado gobernador y capitán general de Chile, donde se habían sublevado los araucanos.

Estuvo en nuestro país 17 meses, entre 1557-1559. Participó en las batallas de Lagunillas, Quiapo y Millarapue, siendo testigo de la muerte de Caupolicán, protagonista de su poema: “La Araucana”, poema épico de exaltación militar en 37 cantos, donde narra los hechos más significativos de la guerra de Arauco contra los araucanos (mapuches) y que empezó a escribir en campaña.

“Relata Ercilla que durante las penosas campañas de Arauco anotaba cada noche los combates y avatares del día. Así fue formando el material para escribir después su famosa obra La Araucana. En cuanto a los sucesos ocurridos con anterioridad a su llegada a nuestro país y que describe en ella, recogió los datos en conversaciones sostenidas con los primeros españoles que penetraron en Chile, y los expuso en la forma más natural “siguiendo cronológicamente el orden de los sucesos, fijando a veces las fechas con la más escrupulosa precisión” como anota Barros Arana, quien afirma que es La Araucana la primera historia de Chile en el orden cronológico y añade que los cronistas antiguos que escribieron poco después de él, estuvieron de acuerdo para reconocerle “su indisputable valor histórico”. La Araucana fue escrita en verso, en octavas reales, combinación métrica de ocho versos endecasílabos. Se publicó en Madrid, en tres partes sucesivamente, 1569, 1578 y 1589”.

(Fernando Campos Harriet, académico de número, en artículo “Don Alonso de Ercilla y La Araucana”. Se puede leer en: http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0011372.pdf)

También se ha dicho de esta creación literaria de Alonso de Ercilla:

“Su obra es el primer poema épico de nuestros tiempos, el que mejor canta la epopeya castellana en las tierras de América, el primer texto escrito en elogio de nuestro suelo y de sus pobladores, el primero en enaltecer lo mejor y más noble de nuestra condición humana (…)”.

(Sergio Martínez Baeza, en su artículo “La Araucana de Ercilla y el Teatro Español”. Se puede leer en: http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0011372.pdf)

 

Más información sobre Alonso de Ercilla:

  1. Sitio web: http://www.cervantesvirtual.com/portales/alonso_de_ercilla/
  2. Título: “La Araucana: vida de Ercilla” / de Alonso de Ercilla y Zúñiga; ilustrada con grabados, documentos, notas históricas y bibliográficas y una biografía del autor. Publicado por: José Toribio Medina. Publicación:Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2007. Publicación original:Santiago de Chile, Imprenta Elzeviriana, 1916. Notas de reproducción original: Edición digital de la edición del centenario, Santiago de Chile, Imprenta Elzeviriana, 1916. Se puede leer en: http://www.cervantesvirtual.com/portales/alonso_de_ercilla/obra/la-araucana-vida-de-ercilla–0/
  3. Artículo “Don Alonso de Ercilla y La Araucana”, de Fernando Campos Harriet, académico de número. Se puede leer en: http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0011372.pdf
  4. Artículo “La Araucana de Ercilla y el Teatro Español”, de Sergio Martínez Baeza. Se puede leer en: http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0011372.pdf) Se ubica a continuación del artículo de Fernando Campos Harriet.

 

 

 

Comparte este artículo en: