Tendencias

ENTREVISTA AL PSICÓLOGO, AUTOR DEL LIBRO PSICOTERAPIA INTEGRATIVA EIS, ROBERTO OPAZO CASTRO

22/08/18 por consuelo.agusti

“CONFÍO EN QUE ÉSTA SERÁ UNA COLABORACIÓN IMPORTANTE PARA LA PSICOTERAPIA INTEGRATIVA QUE EL MUNDO DE HOY REQUIERE CON URGENCIA, TANTO EN LA TEORÍA COMO EN LA PRÁCTICA”

¿Cómo parte la idea de armar esta vasta obra de casi 1.500 páginas? ¿Cuál fue la inspiración?

La obra “Psicoterapia Integrativa EIS: Profundizando la comprensión. Potenciando el cambio”, constituye una especie de culminación de una vasta trayectoria profesional, la que incluye más de 50 mil horas de atención de pacientes en psicoterapia, también la publicación de múltiples artículos científicos, de diversos capítulos de libros y la edición y autoría de muchos libros en el ámbito de la integración en psicoterapia. A consecuencia de esta reconocida trayectoria, he tenido el honor de recibir varias distinciones, siendo la más relevante el “Premio Internacional Sigmund Freud”, que otorga el municipio de la ciudad de Viena (Austria) en coordinación con el World Council for Psychotherapy, por “destacadas contribuciones al desarrollo de la psicoterapia en el mundo”. Se trata, por tanto, de una de las mayores distinciones a las que puede aspirar un psicoterapeuta.

La idea central que me motivó para escribir este libro involucra la búsqueda de una síntesis del conocimiento válido existente hoy día en la psicoterapia, para ponerlo al servicio de una mejor atención de nuestros pacientes. De este modo, cualitativamente, sus 1.436 páginas reflejan la necesidad física de dar cabida a muchos conocimientos válidos existentes.

¿Por qué hoy es necesario profundizar en la “comprensión” y potenciar el “cambio” ¿una cosa lleva a la otra o son dos dinámicas complementarias? 

Se requiere de un “profundizar la comprensión” porque, a la fecha, las teorías psicoterapéuticas tienden a ser reduccionistas, lo cual involucra la búsqueda de todas las explicaciones en torno a “una” teoría central, estrecha e insuficiente. Aunque resulte poco creíble, prácticamente todos los enfoques teóricos existentes tienden a cometer este mismo error. Desde las perspectivas reduccionistas surgen afirmaciones del tipo: “lo que importa es lo inconsciente”, o bien, “lo que importa son los pensamientos o cogniciones” o “lo que importa son las dinámicas del sistema familiar”, y otras.

En reemplazo de esto estamos proponiendo una teoría profunda, integrativa y completa, que en vez de reducir o simplificar, debe ser capaz de dar cuenta de la dinámica psicológica en toda su simplicidad y en toda su complejidad. En suma, debe ser realmente integrativa.

La temática de “potenciar el cambio” parte de que en la disciplina existen más de 300 enfoques de psicoterapia y, si bien cada cual aporta lo suyo, esto suele ser insuficiente para la comprensión y para el cambio. Adicionalmente, los enfoques tienden a obtener resultados parecidos “paciente al frente”, y les resulta difícil superar el efecto placebo. Se necesita entonces, con urgencia, generar un enfoque nuevo, que se nutra de lo mejor existente y que lo proyecte con mayor eficacia psicoterapéutica hacia el futuro. Creemos que nuestra Psicoterapia Integrativa EIS está bien encaminada en esa dirección.

¿Esta amplia investigación pertenece solo al terreno de la psicología o desborda en otros campos como por ejemplo la sociología, la antropología, la biología ?

Por lo pronto nuestro enfoque se nutre de la sociología, la antropología, la biología, la dimensión socio cultural, entre otras. A su vez aporta sustancialmente en los territorios educativos, jurídicos, preventivos, etc. Es así como que, por ejemplo, nuestro enfoque está siendo aplicado en instancias de tribunales de familia, también es muy aplicable en ámbitos de la patología social.

Para nadie es hoy un misterio que los tiempos actuales están complicados de vivir o de sobrevivir, debido a las crisis políticas sociales globalizadas ¿de qué manera una terapia integrativa puede ayudar a los individuos a sobrellevarlos?

La patología social actual tiene las más variadas manifestaciones: delincuencia, abuso de sustancias, trastornos alimenticios, problemas de ansiedad, problemas depresivos y muchos otros. Todo lo cual exige respuestas ágiles y eficientes. Cuando se sostiene que los problemas de patología social suben por los ascensores y las soluciones terapéuticas suben por las escaleras, se está graficando bien las dificultades que tenemos. En este contexto, con una mejor prevención los problemas, al menos, no subirán los ascensores y algunas de las soluciones propuestas por la Psicoterapia Integrativa EIS, pueden ir resultando más ágiles y eficientes.

En los niveles preventivos, nuestro aporte puede ser sustancial, al contribuir a modificar las causas. En términos terapéuticos, nuestro enfoque se nutre de fuerza de cambio biológicas, cognitivas, afectivas, de toma de consciencia, ambientales, conductuales y sistémicas. Estas fuerzas de cambio válidas, organizadas, integradas y humanizadas, pueden aportar mucho más que sobre enfatizar solo algunas de ellas. Y, al centrarse en los significados que cada persona otorga a su propio devenir y a su experiencia psicoterapéutica, nuestra Psicoterapia Integrativa IES aporta una ventaja comparativa de la mayor relevancia.

A su juicio ¿cuáles son los desafíos más acuciantes, en términos psicológicos existenciales que deben enfrentar las personas en el mundo de hoy?

Hoy en día las personas se ven enfrentadas a vidas difíciles, competitivas, tensas, con problemas económicos, de transporte, de hacinamiento, etc. A todo lo cual es necesario agregar la presencia de una verdadera “revolución digital” y tecnológica de máxima magnitud. Todo, o casi todo, a la vez aportador y favorecedor de la génesis de patología social.

Lo anterior, además, es fuente de deficientes desarrollos afectivos y personales. En un mundo pragmático, sin tiempo, con tensiones y cansancio, va quedando poco espacio disponible para la comunicación, para la sintonía afectiva, para el desarrollo de los mundos internos. Sin que nadie lo pretenda, quedamos sobre exigidos y nos vamos “deshumanizando” y quedando a merced de ser estimulados “desde afuera” y entretenidos “desde afuera”. Esto a su vez va abriendo amplias avenidas para el desarrollo de desajustes psicológicos de la más variada índole.

La amplia y variada tasa de separaciones y divorcios, ejemplifica muy bien las dificultades recién mencionadas: personas tensas, cansadas, irritables e insuficientemente desarrolladas en lo afectivo, no califican bien para el cargo de buenos maridos o buenas esposas. En este contexto, el fracaso matrimonial acecha a la vuelta de la esquina, en general estamos mal equipados para “eternidades afectivas” y relacionales.

¿Y qué retos profesionales deben encarar los psicoterapeutas actuales?

Los psicoterapeutas actualmente quedamos especialmente presionados a tener que ir generando una especia de “psicoterapia express”, es decir, rápida, eficiente, y al menor costo económico posible. No están los tiempos ni el dinero para la paciencia, ni para los tratamientos largos. Por supuesto, una aproximación integrativa aumenta las opciones de rapidez y eficiencia, con la consiguiente disminución de los gastos. Sin embargo, una profundidad en la comprensión nos obliga a alejarnos de la “gasfitería”, en la medida que los seres humanos somos suficientemente complejos como para necesitar algo más.

Hoy se habla mucho de cambios de paradigma ¿qué es el Modelo Supraparadigmático? ¿lo puede explicar fácil y en breve?

Nuestro Modelo Integrativo Supraparadigmático surge desde una relectura de las evidencias provenientes de la investigación empírica, de la experiencia clínica y del devenir “in vivo” de los seres humanos. Los conocimientos válidos emanados de esas fuentes deberán ser consistentes entre sí y deberán ser integrados, lo cual involucra l “construir una totalidad coherente a través de la conexión de partes válidas diferentes”. El conocimiento válido que va surgiendo desde los ámbitos biológicos, cognitivos, afectivos, inconscientes, ambientales, conductuales y otros; es integrado en una totalidad coherente, la que hace justicia a la forma en que operamos los seres humanos, en nuestro devenir, en nuestras vidas. Así es que cogniciones, afectos, conductas, et., no funcionan cada cual por su lado, sino que se van dando la mano en la permanente evolución de nuestra dinámica psicológica.

A su vez el eje de nuestro Modelo Integrativo está representado por nuestro “si mismo” o sistema Self. Éste contribuye a humanizar nuestra teoría, al atribuirle un ro, central a la toma de conciencia, a la significación, a la identidad personal, a la auto organización, al sentido que le vamos dando a nuestras vidas y a la capacidad que cada cual va mostrando en la conducción de su propia existencia.

Una teoría integrativa, así de completa, representa a los seres humanos en plenitud y facilita el cambio de aquello que en nosotros molesta, perturba, des – adapta o resulta deficitario.

¿Qué importancia tienen para los individuos la identidad y los sentidos?

Los sentidos aportan nuestras modalidades perceptivas que nos conectan con el mundo; los datos que aportan nuestros sentidos (sensaciones) se van transformando en percepciones en la medida que la persona les va otorgando significados. Todo ello unifica nuestra conexión con el mundo y con nosotros mismos, además que nos facilita el ir guiando nuestras vidas.

Nuestra identidad se relaciona con ir estableciendo respuestas a la pregunta quién soy, respuestas que nos pueden parecer mejor o peor y nos pueden agradar más o menos.

Cuando nuestra autoimagen es alta, pensamos bien acerca de nosotros mismos, lo cual es fuente de agrado y seguridad. Cuando nuestra autoestima es alta, nos queremos, nos caemos bien, nos sentimos bien con nosotros mismos, lo que también es fuente de agrado y seguridad. No es de extraña entonces, que el reforzamiento de la identidad, autoimagen y autoestima, constituyen un desafío y una necesidad frecuentes en los diversos procesos terapéuticos de los pacientes.

En el campo de la educación se habla cada vez más de entregarles una educación integral a los niños y niñas ¿qué le parece? ¿tiene algún nexo con la Psicología Integrativa?

Entregar una educación integral se relaciona mucho con el favorecer un desarrollo personal completo, lo cual es esencial para nuestra Psicoterapia Integrativa EIS. El “mens sana in corpore sano” puede complementarse con el “corpore sano in mens sana”. A su vez un adecuado desarrollo biológico, cognitivo, afectivo, conductual, etc., resultará preventivo en el sentido de dificultar la génesis o el origen de futuros desajustes.

Por último ¿cómo ha vivido usted este libro? ¿cómo ha hecho este recorrido de más de una década de elaboración y cuáles son sus perspectivas en adelante?

Este libro involucró 12 años de esfuerzos, de momentos creativos, de búsqueda, de estudio, siempre con un deseo profundo de hacer bien las cosas, de realizar un aporte sólido. Los ecos que el libro ha venido teniendo, las espléndidas críticas que ha venido recibiendo, me llenan de satisfacción y me llevan a la convicción de que los esfuerzos y los sacrificios han valido plenamente la pena.

Por ahora sigo trabajando en mi consulta, haciendo clases, dictando conferencias en Chile y más allá, difundiendo el libro y nuestro enfoque integrativo EIS, cada vez más atento a los resultados de nuestra Terapia Integrativa, que ya da indicios optimistas. Recientemente mi esposa, la psicóloga Verónica Bagladi, publicó los resultados terapéuticos de 20 años de atención clínica en nuestros consultorios, en una muestra de más de 20 mil pacientes atendidos bajo la modalidad de la Psicoterapia Integrativa EIS y, con la prudencia, la cautela y la autocrítica que esto amerita, puedo afirmar que los resultados están siendo muy alentadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo en: