En el Aula

En las escuelas: ¿Cómo mejorar los aprendizajes?

25/09/19 por reveduc

¿Cómo algunos colegios han conseguido disminuir, en forma sustantiva, el porcentaje de estudiantes que estaban en niveles de aprendizaje insuficientes según el Simce 2018? Para conocer las fórmulas que aplicaron, Revista de Educación conversó con sus directores y/o jefes de UTP (Unidad Técnica Pedagógica) o encargados del PME (Plan de Mejoramiento Educativo). Compartimos con ustedes las eficaces estrategias que esas instituciones pusieron en marcha.

Recientemente un grupo de directivos de establecimientos educacionales fue invitado por el Ministerio de Educación (MINEDUC) para que dieran a conocer sus experiencias sobre cómo se pueden mejorar los aprendizajes en los estudiantes. Ello dado que los índices nacionales muestran que han conseguido disminuir, en forma sustantiva, el porcentaje de alumnos que según los resultados del Simce 2018 estaban en niveles de aprendizaje insuficientes.

Al encuentro asistió el subsecretario de Educación Raúl Figueroa y participaron representantes de los equipos directivos delos colegios Valle de Mallarauco, Escuela Los Quillayes de La Florida, Escuela Mi Mundo en Palabras de Buin, Escuela La Araucaria de Maipú, Escuela José Bernardo Suárez de Macul y del Liceo Gabriela Mistral de Independencia.

Por su parte, el jefe de la División de Educación General del MINEDUC, Raimundo Larraín, valoró lo realizado por estas comunidades educativas y les agradeció que hayan descrito y explicado al Mineduc sus estrategias de mejora, señalando que estas acciones son coincidentes con el trabajo que hoy se lleva a cabo en el “Plan Escuelas Arriba”, cuyos focos son la nivelación por nudos críticos y un trabajo sistemático para repuntar los índices de asistencia a clases.

Algunas de las estrategias implementadas por estos seis colegios coinciden, han sido aplicadas en cada uno de ellos, justamente por ser fundamentales: acompañamiento a los docentes en el aula (codocencia y visitas periódicas para posterior retroalimentación), análisis de datos sobre eficiencia interna y resultados externos para la toma de decisiones, elaboración de un plan de acción realista y que comprometa a los docentes (vinculado al acompañamiento en el aula, de tal manera que motive a los profesores a reflexionar sobre sus propias prácticas pedagógicas), fortalecimiento de un trabajo colaborativo y participativo con los docentes y demás miembros de la comunidad escolar, estrategias de apoyo al final de las unidades de matemática y lenguaje y, por supuesto, un buen clima de convivencia.

Pero hay métodos propios de cada establecimiento y que, en opinión de sus directivos, también influyeron en este éxito.

Para conocer cada una de estas experiencias, lo invitamos a leer el reportaje completo en: Revista de Educación N° 387.

Comparte este artículo en: