Comunicación y Educación

EDUCOMUNICACIÓN: RADIO Y CINE EN LA ESCUELA

27/03/19 por reveduc

La forma cómo nos relacionamos y aprendemos hoy está influenciada de manera rotunda por las TICs y los medios de comunicación. Esa realidad significa un enorme desafío para la educación tradicional, ya que los estudiantes viven inmersos en un mundo hiperconectado, lo que exige cambios al proceso enseñanza aprendizaje. Bajo el paradigma “educomunicativo” hay colegios que están incorporando talleres que acercan a sus alumnos a la experiencia del cine y la radio, dándoles la oportunidad de combinar los cuadernos con los micrófonos, los libros y las cámaras.

Resulta esencial promover las habilidades comunicativas al interior de las aulas, dominios que ayuden a niños y adolescentes a estar preparados para actuar de forma autónoma ante los millones de estímulos visuales y auditivos con los que conviven a diario, en esto coinciden expertos y educadores de todo el mundo.

Al respecto, la doctora en Sociología de la Universidad de Lima, María Teresa Quiroz, señala: “Es muy significativo si partimos enseñando la idea de que la escuela es una “aula sin muros”, porque es indispensable abrir el mundo a los escolares y promover en ellos las competencias comunicativas, que le permitan a nuestros estudiantes ser sujetos con identidad y miradas amplias e interculturales”. Y agrega que al mismo tiempo reforzar la comunicación en los alumnos ayuda a que mejore la convivencia escolar, además de acarrear otros beneficios en lo pedagógico y lo formativo.

Estos conceptos fundamentales vertidos por los especialistas pertenecen al campo de la ”educomunicación”, una naciente disciplina que distingue de manera muy consciente la Educación y la Comunicación y desde ese paradigma alienta a montar proyectos en las escuelas y liceos, como los que se muestran a continuación y que pueden servir de modelo e inspiración a establecimientos de cualquier lugar de nuestro país.

UNA RADIO ESCOLAR LIDERADA POR MUJERES

En septiembre de 2016 el Liceo Santiago Bueras y Avaria, de Maipú, recibió la invitación del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) de la Universidad de Santiago para participar en la creación de una “Radio Escolar”.

El proyecto tuvo una capacitación en tres etapas. La primera, una clase exclusiva para el docente que dirigiría el taller. Luego los alumnos interesados recibieron seis meses de clases de radio y en la última fase, la USACH donó los equipos para implementar una radio escolar, consistentes en una mesa de sonido, parlantes, micrófonos, audífonos, caja acústica activa y grabadoras portátiles.

Durante el resto del año los estudiantes y a la profesora a cargo, Andrea Castro, aprendieron a usar la tecnología y se familiarizaron con los procesos y principios radiales. “Fueron clases semanales durante seis meses, donde fuimos aprendiendo toda la dinámica del trabajo radial, el funcionamiento de la mesa de sonido y la salida al aire, grabar programas, hacer debates, foros, capsulas, cortinas y cuñas”, cuenta la docente.

Las alumnas (curiosamente se interesaron solo mujeres) lo denominaron Radio LSBA.

En los talleres las estudiantes aprendieron a montar un radioteatro, a escribir libretos, hacer efectos especiales y entrevistas a miembros de la comunidad escolar, por ejemplo, una conversación con Patricia Pavez, la auxiliar del liceo.

La profesora Castro explica que por lo demandante del proyecto, exige mucha dedicación, los interesados van rotando, siendo un grupo de cinco niñas de 5º y 6° básico y otro de chicas de 1º medio los más estables. “Son todas muy responsables, investigan y ensayan con gran compromiso y entusiasmo los radioteatros que hemos realizado. Se nota que les gusta mucho el taller y les encantan las comunicaciones”.

Canciones para los recreos

Martina Garay, alumna del taller, cuenta: “Usamos una pauta, hecha por nosotras. Y para que todas puedan participar, la dividimos en dos roles. Entonces una de mis compañeras es radio controladora y otra hace la locución. Luego invertimos los cargos, así todas aprendemos las funciones”.  

También deben revisar la información y las noticias del liceo, programar una 

parrilla musical y escribir un guión. “Hemos habilitado un número de WhatsApp y un Instagram, para que nuestros compañeros puedan comunicarse con nosotras y programar las canciones que se transmitirán en los recreos”.

La profesora asegura que gracias a este proyecto las alumnas han ejercitado y mejorado la oralidad, han mejorado su dicción, la expresión tanto oral como escrita, la lectura de textos y han vencido la timidez.

“Como educadora intento desarrollar en mis estudiantes el respeto por la palabra del otro. Así ellas entienden que todas las personas tienen derecho a decir algo y a ser escuchadas, a argumentar y a ser capaces de debatir con alturas de mira, valorando siempre el diálogo, además poniendo en práctica el trabajo en equipo y el respeto mutuo”, señala la profesora.

Las alumnas del taller están felices. Este año el liceo contribuyó comprando un atril, un audífono y un gran parlante con micrófonos incorporados para transmitir en exteriores. Quieren transformarse en un espacio permanente de educomunicación, donde los principales actores sean los estudiantes.

TALLER DE CINE EN QUINTA NORMAL

El Programa Escuela al Cine pretende formar públicos escolares para el cine y el audiovisual chileno. Su principal objetivo es educar audiencias, de modo de ampliar el acceso a un bien cultural tan interesante y rico como el séptimo arte a través de la formación de personas íntegras, conscientes de su rol en la sociedad.

El Programa Escuela al Cine es una iniciativa de la Cineteca Nacional de Chile, financiada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que tiene por objetivo la formación de públicos escolares para el cine y el audiovisual chileno. Esta misión se concreta por medio de la creación de Cine Clubes Escolares en establecimientos educacionales, espacio coordinado por profesores y que agrupa a estudiantes en torno al cine y audiovisual, permitiendo así formar integralmente a niños, niñas y jóvenes del sistema escolar.

La idea fue adoptada por el Colegio José Joaquín Pérez, de Quinta Normal. Allí desde hace tres años se está llevando a cabo un taller de cine, Una vez a la semana, por dos horas, los alumnos aprenden sobre la historia del cine y cómo elaborar cortometrajes. Las clases están destinadas a los estudiantes de 6º básico.

La profesora a cargo del taller Lenka Suárez, cuenta: “la formación inicial con respecto al cine la hice a través del Programa Escuela al Cine de la Cineteca Nacional, donde me enseñaron los elementos básicos del cine para luego implementarlo con mis estudiantes. Este curso parte con apreciación cinematográfica y la segunda etapa tiene que ver con la creación cinematográfica”.

Durante el primer semestre, a los estudiantes se les enseña la apreciación cinematográfica, a través de los visionados de cortometrajes o fragmentos de películas, para así ir asimilando el lenguaje del cine o lenguaje visual. También los alumnos salen a terreno a ver estrenos de películas de distintos géneros y contenidos a la Sala de la Cineteca Nacional  o salas de cine asociadas al programa, lo que les permite abrir espacios de diálogo entre estudiantes, profesores y realizadores de películas.

El taller se centra en sexto básico, ya que es el curso donde los niños deben dejar esa escuela. Entonces, luego de un año en el curso de cine, ellos concluyen grabando un cortometraje. El Programa Escuela al Cine se encarga de difundir y respaldar digitalmente las creaciones escolares a través de la web del programa.

“Durante el segundo semestre aprenden a hacer guiones, post producción y edición. El curso se divide para que todos puedan cumplir las distintas funciones. Por lo general tres se hacen cargo de la producción, otros de la grabación de la música y otros hacen los roles de actores”, cuenta la docente.

Elaborando un cortometraje

Quien acompaña el desarrollo de la producción del taller de la profesora Lenka, es el realizador Matías Guerrero. Este último cuenta su misión: “Lo primero es el cortometraje que hago entero con ellos y lo otro es un ejercicio que hacemos de una recreación del extracto de una película. La idea es que los alumnos observen la actuación, se fijen en los planos y apliquen todo lo que llevan aprendiendo en sus clases”.

En las sesiones los alumnos se han acercado a los clásicos, por ejemplo al Expresionismo alemán con la cinta “Metrópolis”. También han visionado “El “Gabinete del Doctor Caligari” o Georges Méliès con “Viaje a la Luna”, extractos de películas como Buster Keaton, Charles Chaplin y varias cintas de cine contemporáneo y chileno.

“Fue tanto el nivel de concentración de mis estudiantes y compromisos por aprender cosas nuevas, que en lo personal fue una experiencia muy buena, porque es un orgullo ver como mis alumnos son capaces de identificar cuando los planos no se han realizado correctamente y pueden identificar cuando la paleta de color no corresponde”, agrega Lenka.

Uno de los objetivos principales que persigue el proyecto de la cineteca es acercar el cine chileno desde temprana edad, formar nuevos públicos escolares del cine y el audiovisual chileno por medio de un espacio democrático que promueve la participación activa, creativa y crítica de estudiantes y docentes del sistema educativo chileno.

Ahora saben que la función del cine es a través de imágenes transmitir intenciones, pensamientos, e ideas. Y que no solo existe el propósito de entretener, sino, que hay un cine que también busca trasmitir emociones y hacernos soñar.

El taller también ha fomentado el trabajo en equipo, porque ellos empiezan a confiar en el trabajo que hace el compañero. Es un trabajo colectivo pero que van en beneficio de todos.

La Cineteca Nacional, gracias a la metodología de Cine Club Escolar, genera el acercamiento del cine en estudiantes escolares y, con ello, permite distintas iniciativas (entre ellas: exhibiciones en salas de cine y establecimientos escolares, talleres de creación para estudiantes y profesores, material pedagógico, etc).

“Existen escuelas en todas las regiones del país, que se acogieron a este programa y realizan este mismo taller y están haciendo cine con niños y jóvenes de distintas edades, iniciativa muy interesante porque les inculca el gusto por comunicar, crear e investigar”, concluye la docente.

Cabe señalar, que en cualquier proyecto educomunicativo, sea el montaje de una radio, un canal de televisión, una producción de cine, un periódico escolar o cualquier otro taller, el rol del docente es esencial. Por ello su capacitación permanente, su preparación para entender el mundo de los niños y jóvenes de hoy es indispensable. Y no se trata, advierte la doctora María Teresa Quiroz, de “prepararlos solamente en contenidos, sino en formas de enseñanza, evaluación, capacidades para alcanzar un clima efectivo y afectivo adecuado en el aula”.

TALLER DE CINE EN TU COLEGIO

La convocatoria está disponible hasta el 15 de marzo de 2019, a través de nuestro sitio web: www.cinetecanacional.cl/redcineclubescolar.

Para participar se necesitan los siguientes requisitos:

-Ser profesor en ejercicio entre 3º básico a 4º medio

-Contar con el apoyo del Director o Directora de su establecimiento.

La formación de los profesores es clave para que ellos inserten el cine y el audiovisual en sus establecimientos escolares. Por lo tanto, año a año entregamos un programa formativo online gratuito, en colaboración con Educarchile, para que docentes de todo Chile cuenten con herramientas básicas para la apreciación audiovisual y para que puedan crear Cine Clubes Escolares en sus colegios (nuestra metodología de trabajo).

 Los docentes reciben una capacitación inicial online que busca dos objetivos:

-Los profesores aprendan conceptos, nociones y aplicaciones básicas del lenguaje y la apreciación cinematográfica.

 -Se apropien de la metodología de Cine Club Escolar, espacio que es coordinado por ellos y que agrupa a estudiantes de su establecimiento para ver películas, compartir opiniones, promover el pensamiento crítico y la experiencia creativa en el aula.

En los últimos años, la Cineteca ha experimentado una notable expansión de cobertura escolar del Programa. Gracias a esto el taller ha llegado a más de 150 colegios de todas las regiones del país.

Fuente: www.ccplm.cl/sitio/secciones/cineteca-nacional/cineteca-online/

Comparte este artículo en: