Editorial de la Revista de Educación

COMPARTIENDO ESTRATEGIAS PEDAGÓGICAS


Compartir el conocimiento entre todos es una práctica no solo muy loable como intención pedagógica, sino un gran objetivo en términos educativos, que traspasa muchas veces las expectativas de los docentes y va mucho más allá de las evaluaciones formales que se hacen a los estudiantes.


Así ha quedado demostrado en el primer concurso de relatos pedagógicos “Tu experiencia inspira”, organizado y llevado a cabo por el CPEIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación), cuyos ganadores presentamos en esta edición, certamen que suscitó el interés de cientos de docentes de todo el país.


Los participantes fueron llamados a detenerse un momento para reflexionar acerca de su ejercicio diario en el aula, bajo la idea de examinar qué decisiones han debido poner en acción para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de sus alumnos y darlas a la luz para ser compartidas y emuladas por otros docentes que trabajan en distintos rincones de Chile.


Esta convocatoria abrió las puertas de muchas aulas de par en par. Los profesores y profesoras contaron experiencias muy variadas, de materias y asignaturas distintas, algunas de ellas vistas desde un caso individual que sirvió como estímulo para multiplicar la estrategia general y otras tantas que parten de un desafío común ante cifras adversas en los resultados del aprendizaje de los alumnos a nivel de curso o escuela.


La riqueza de los relatos es enorme puesto que son las voces de sus protagonistas y tienen el punto de partida y el desarrollo en sus propios espacios. Los esfuerzos de los participantes denotan profesionalismo, pero también mucha motivación personal, la que han logrado contagiar a los estudiantes, a todo el cuerpo docente, a los directivos e incluso a los apoderados, quienes ya sabemos son esenciales en la trayectoria escolar de sus hijos.


Una amplia gama de proyectos pedagógicos se cuenta en esta primera y exitosa versión del concurso. Aparecen, por ejemplo, temas como reencantar a los alumnos con materias duras como la Matemática, poner al día a alumnos con problemas de aprendizaje, integrar a los niños migrantes, captar la atención de chicos absorbidos por las pantallas de sus celulares, reforzar la comunicación a partir de preguntas filosóficas, hacer tutorías entre los mismos estudiantes, crear clubes de conocimiento científico, montar obras de teatro y ferias para intercambio con otros establecimientos, incentivar a la lectura desde las nuevas tecnologías, etc.


La conclusión es que con esta actividad el Ministerio de Educación, a través del CPEIP, ha conseguido establecer un lazo más fuerte de comunicación y de acercamiento con los docentes en materia de procesos educativos en el aula, cuestión fundamental cuando el objetivo central conjunto es entregar educación de calidad.


Y quizás lo más destacable también sea que la motivación y el amor por la docencia queda retratada en cada una de las historias de los concursantes, eso se puede comprobar claramente en los relatos premiados, los que van en nuestra sección Zona Pedagógica. A todos ellos les agradecemos y felicitamos.


Se puede descargar la Revista de Educación N° 388: aquí

 

Comparte este artículo en: