Editorial de la Revista de Educación

CARRERA DOCENTE: Un camino al profesionalismo y la dignidad

Tener promulgada la Nueva Carrera Docente es, sin duda, un signo esperanzador, ya que significa que el camino trazado está en condiciones para poder transitar hacia el profesionalismo y la dignidad de las maestras y los maestros de Chile.

Y eso es lo que queremos, que los más de 206 mil docentes en ejercicio del ámbito particular subvencionado y de administración delegada, vayan ingresando en forma gradual a la carrera docente para, el año 2025, estar completamente integrados al sistema.

Nuestro Ministerio, a través del CPEIP, dará el máximo de apoyo y se dedicará ciento por ciento al acompañamiento de los docentes en este proceso, que establece tramos, según desempeño y antigüedad, para el ingreso al sistema, el cual estaremos constantemente monitoreando y evaluando.

Lo que buscamos es que los profesores sean reconocidos no solo en las salas de clases como pedagogos de excelencia, sino también que reciban una remuneración acorde con la importantísima tarea que cumplen, esa misión que Chile les ha encomendado y que es formar a nuestros niños, niñas y jóvenes entregándoles una educación de calidad.

La Reforma Educativa en marcha considera mejorar las condiciones laborales mediante la implementación del Sistema de Desarrollo Profesional Docente, que empezó a regir hace ya unos meses y que conlleva uno de los grandes cambios que, por años, han demandado los propios profesores: contar con una Carrera Docente, que reconozca de mejor forma su profesión y que también los remunere de mejor manera. Hemos estimado que, en promedio, los docentes debieran ver sus sueldos incrementados en un 30%.

Esta Ley, además, tiene considerado el aumento de un 35% de horas no lectivas, nuevas exigencias para los estudios de pedagogía y mentorías para que los profesores tengan apoyo en los primeros años de ejercicio profesional.

Estoy convencida de que nuestros docentes cumplen una de las tareas más significativas al formar a las nuevas generaciones, por ello que los revaloremos es el gran cambio cultural que nuestro país está viviendo. Chile tiene que volver a creer en sus profesores y desde el Ministerio de Educación ayudaremos con alegría y compromiso a que eso ocurra.

 

Comparte este artículo en: