Conversando

Cristián O’Ryan, Superintendente de Educación: “La Superintendencia juega un rol fundamental en asegurar una educación de calidad”

02/03/20 por reveduc


“En el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera hemos realizado una labor significativa para ofrecer una fiscalización con sentido, con una intencionalidad formativa, centrada en la subsanación y no en la multa, que contribuya a la gestión pedagógica y a la mejora continua de los establecimientos, elemento esencial de la calidad educativa”, sostiene el Superintendente de Educación.

¿Cómo podemos contribuir a mejorar la calidad de la educación? Sin duda que esta tarea no solo recae en los actores de la sociedad civil, sino que debe ser una labor compartida con las instituciones del Estado. En este sentido, la Superintendencia de Educación, que forma parte del Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC), juega un rol fundamental en asegurar una educación de calidad para todos los niños, niñas y jóvenes del país.

Si bien la institución está facultada por ley para fiscalizar la legalidad del uso de los recursos y que los establecimientos educacionales se ajusten a la normativa educacional vigente, en el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera hemos realizado una labor significativa para ofrecer una fiscalización con sentido, con una intencionalidad formativa, centrada en la subsanación y no en la multa, que contribuya a la gestión pedagógica y a la mejora continua de los establecimientos, elemento esencial de la calidad educativa. 

Si los directivos de un establecimiento gestionan bien los recursos y la ciudadanía conoce la normativa y la importancia de su cumplimiento, es evidente que vamos por el camino correcto. Para reforzar esta medida, como Superintendencia hemos robustecido nuestra labor orientadora y de acompañamiento desde la primera infancia, por una parte, para fortalecer la autonomía de los establecimientos educacionales, convencidos de que una buena gestión interna permite que los procesos de enseñanza-aprendizaje se lleven a cabo de la mejor manera y, por otra, para que padres, madres, apoderados, profesores, educadoras y estudiantes, tengan más conciencia de sus derechos y deberes, de la responsabilidad que conlleva la vida escolar y sean partícipes de las acciones del establecimiento, para que sean los primeros en detectar si una escuela, liceo, jardín infantil o sala cuna no cumple, por ejemplo, con una infraestructura adecuada o con un reglamento interno o protocolo de actuación vigente, o si los recursos que entrega el Estado a educación están destinados a otros fines.

Para estos casos, si los integrantes de la comunidad educativa advirtieron el problema ante los directivos del establecimiento y no hubo solución alguna, pueden ingresar una denuncia ante la Superintendencia de Educación, desplegada en cada una de las 16 regiones del país, o a través de su página web www.supereduc.cl. Ahora bien, ante situaciones relacionales, la Superintendencia pone a disposición de la ciudadanía la mediación, una herramienta para resolver, en primera instancia, los conflictos al interior de los establecimientos, poniendo en el centro las necesidades del estudiante, porque finalmente, lo principal es garantizar, en conjunto con los actores de la sociedad civil, que los procesos de la escuela se den en un marco que asegure calidad y equidad para todos los niños, niñas y jóvenes de Chile.

Comparte este artículo en: