Historia

CHILENAS, LA HISTORIA QUE CONSTRUIMOS NOSOTRAS

13/02/18 por reveduc

Una invitación a descubrir la vida de mujeres fascinantes de la historia de Chile. Elena Caffarena, la abogada que luchó apasionadamente para que todas las mujeres pudieran tener derecho a voto; Eloísa Díaz, la primera mujer médico de Chile y Latinoamérica; María Antonia Palacios, una esclava en tiempos de la Colonia que fue la autora de uno de los libros de música más valiosos del país. Ellas y muchas otras son las protagonistas de esta obra, de María José Cumplido.

 

“Martina aprendió a leer a muy corta edad; ya a los tres años asistía a una pequeña escuela. A los cinco era considerada una gran lectora, destacándose en su círculo por ganar premios de lectura. Sin embargo, con el correr de los años ella consideró –y recalcó- que su educación había sido pobre porque, una vez que aprendió a leer, los estímulos intelectuales se acabaron. ¿Por qué decía esto? En esa época nadie se preocupaba por…, mejor dicho, nadie quería que las mujeres estudiaran mucho”.

De hecho, según se cuenta en “CHILENAS, LA HISTORIA QUE CONSTRUIMOS NOSOTRAS” (Editorial Sudamericana, Penguin Random House Grupo Editorial), fue su tío, el famoso historiador don Diego Barros Arana, quien la educó sobre materias que estaban vedadas para las mujeres. A los 22 años, y con la anuencia de quien después sería su marido, Augusto Orrego Luco, tradujo el libro The Subjection of Women (La Esclavitud de la Mujer) de John Stuart Mill y lo publicó. Fue reconocida por parte importante de los intelectuales de la época.

Pero tener ideas de vanguardia en ese entonces tuvo costos para ella:

“A comienzos del siglo XX, Delia Matte Izquierdo e Inés Echeverría inauguraban el llamado Club de Señoras, un ambicioso lugar que buscaba educar a las mujeres de la élite que no hubieran recibido una educación formal (…) Martina Barros fue invitada a dar numerosas conferencias como parte de esta instrucción femenina. La primera conferencia que dio, cómo no, versó sobre el voto femenino. Dedicó luego una a Shakespeare y en otra se refirió a sus viajes por Europa (…) Su presencia en el Club de Señoras como una intelectual de ideas innovadoras no pasó desapercibido para la sociedad. Por el contrario, hizo de Martina objeto de violentas resistencias, pues (El Club) rompía con los hábitos que regían entonces la vida de la mujer casada. Los maridos se negaban a aceptar esa independencia, les chocaba que pudieran reunirse las mujeres fuera de su casa; creían que eso podía prestarse a abusos y a comentarios muy desagradables’.[1] Es llamativo saber que, incluso, muchas mujeres de sociedad le quitaron el saludo por este nuevo rol”.

Son justamente historias como la de Martina Barros Borgoño las que se encuentran en esta reciente obra de María José Cumplido, cuya primera edición fue en octubre del año pasado y que ya lleva cuatro, la última registrada en febrero de 2018.

 

MUJERES QUE DESAFIARON A SU TIEMPO

Aquí se reúnen esbozos de la vida de una serie de mujeres chilenas, cada una de las cuales desafió a su época y luchó para acrecentar las libertades de este género. “Desde mujeres que fueron las primeras en tener una profesión, como Margot Duhalde y Eloísa Díaz, hasta aquellas que lucharon para que las mujeres consiguieran reunirse en espacios públicos, como Inés Echeverría, o como quien tradujo libros sobre feminismo, como Martina Barros. Desde mujeres que lucharon para que pudiéramos votar, como Elena Caffarena, hasta mujeres que lucharon para que la dictadura de Pinochet terminara, como lo hizo Gladys Marín. Todas ellas se reúnen en este libro”, se señala en el prólogo.

Algunas son bastantes conocidas –probablemente quien ostenta mejor esa categoría es Javiera Carrera-, pero hay otras como María Antonia Palacios y Martina Barros, cuyos nombres y aportes al país son bastante más desconocidos. ¿Acaso alguien sabe que María Antonia era una esclava negra de tiempos de la Colonia que dejó a Chile un legado invaluable, nada menos que uno de los libros de partituras más importantes que nos permiten conocer cómo era el universo musical de aquella época? ¿O que Martina Barros, quien pertenecía a la alta sociedad, ya en 1917 abogaba por el derecho a sufragio de las mujeres?

Según el escritor Jorge Baradit, en esta obra se “dibuja el perfil de estas próceres y madres de la patria tan poco conocidas, con toda la fuerza de las pasiones y tormentas que removieron sus tiempos, la épica y la tragedia de sus luchas olvidadas, para replantear el panteón de héroes de nuestro país, completarlo con heroínas luminosas, que con sangre y sudor también son responsables de levantar y estructurar nuestra nación”.

www.megustaleer.cl

 

[1] Cumplido, María José. “CHILENAS, LA HISTORIA QUE CONSTRUIMOS NOSOTRAS” (Editorial Sudamericana), oportunidad en la que cita la pág. 289 del libro “Recuerdos de mi Vida”, de Martina Barros (Santiago: Orbe, 1942).

Comparte este artículo en: