Conversando

Carlos Henríquez: “El desafío es tener un sistema integral de evaluación para la mejora educativa”

13/08/15 por reveduc

En entrevista con Revista de Educación, el secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad, anuncia que la Agencia avanza hacia la generación de un sistema de evaluación formativa, que entregará más y mejores herramientas a los docentes y que permitirá a los equipos directivos monitorear permanentemente los aprendizajes de los estudiantes y así adoptar con mayor prontitud las medidas que sean necesarias para optimizar esos aprendizajes.

conversando_f

 

¿Qué significa para Ud. “calidad de la educación”?

La calidad de la educación se juega en todas las salas de clases de nuestro país. Se relaciona con la riqueza y profundidad de las experiencias que somos capaces de proveer a todos los estudiantes, donde el desafío es impactar en su biografía. Como Gobierno nos hemos centrado este año en mejorar las condiciones que permiten avanzar en calidad. La Ley de Inclusión que fue ya aprobada por el Congreso, los proyectos de nueva Política Nacional Docente y nueva Educación Pública, son cambios estructurales en los marcos normativos del sistema escolar, que avanzan en generar mejores condiciones e igualdad de oportunidades en el sistema.

Un componente central de la calidad de la educación es que los alumnos alcancen aprendizajes significativos en las áreas curriculares, pero la calidad es más amplia que eso, también es importante que obtengan un adecuado desarrollo personal y social, que cuenten con una experiencia escolar atractiva y estimulante y que el proceso educativo se genere en espacios de encuentro social donde se valore y respete la diversidad de cada individuo. Queremos que ellos desarrollen su autoestima, que estén interesados por aprender, que aprendan a convivir y a ser parte de una comunidad, es decir, que desplieguen todas sus habilidades para desarrollar sus proyectos de vida y participar en la construcción de un Chile mejor.

 

¿En qué tareas está hoy enfocada la Agencia de Calidad?

Nuestra institución tiene como función evaluar y orientar al sistema educativo para que éste propenda al mejoramiento de la calidad y la equidad, es decir, que todo estudiante tenga las mismas oportunidades de recibir una educación de calidad. Para esto realizaremos Visitas de Evaluación y Orientación del Desempeño de los establecimientos educacionales, con el fin de entregar a las escuelas y a sus sostenedores orientaciones para avanzar en su gestión, tanto institucional como pedagógica.

En estas visitas se realiza un proceso de evaluación exhaustivo de las distintas áreas de la gestión escolar, se recoge información a través de instrumentos cuantitativos y cualitativos de los miembros de la comunidad escolar: sostenedores, directivos, docentes, asistentes de la educación, apoderados y estudiantes. A partir de estos resultados, se elabora un informe y un taller junto con las escuelas donde se trabajan en profundidad las recomendaciones para aportar a una mejora continua.

Producto de esta orientación, el establecimiento puede elegir la opción que le permita lograr mejoras en su proceso educativo, solicitando apoyo del Mineduc, otra institución certificada, o generando capacidades de manera interna.

profesora_f

En 2014 hicimos 178 visitas y este año esperamos alcanzar las 535 a lo largo del país. Junto con ello, estamos trabajando en una plataforma tecnológica que permita entregar orientaciones a todas las escuelas.

También realizamos Visitas de Aprendizaje para conocer en terreno experiencias relevantes e innovadoras de gestión pedagógica, liderazgo, recursos o convivencia, y luego compartirlas con otros actores del sistema escolar. Este año haremos 30 de estas visitas, orientadas a comunidades educativas de alto desempeño y que se encuentran en proceso de mejoramiento.

Hasta ahora, la función más reconocida de la Agencia de Calidad ha sido la de evaluar los logros de aprendizaje cognitivos de los estudiantes (Simce). No obstante, también abordamos aspectos más integrales que son los Indicadores de Desarrollo Personal y Social de los Estudiantes, tales como el clima de convivencia escolar, participación y formación ciudadana, autoestima académica y motivación escolar, y hábitos de vida saludable.

 

¿En qué consiste el Sistema de Evaluación de Aprendizaje? Entendiendo que es más que el Simce.

Efectivamente, nuestro sistema de evaluación es más que el logro de los aprendizajes en las pruebas Simce, pues considera justamente los Indicadores de Desarrollo Personal y Social de los Estudiantes a los que  hacía referencia y que son fundamentales para avanzar en la entrega de una educación integral y de calidad. A través de cuestionarios, hemos levantado información desde los docentes, estudiantes, padres y apoderados para recoger sus percepciones respecto de estos indicadores.

En materia de calidad de la educación sabemos que el gran desafío es fortalecer las capacidades de los docentes. El techo de calidad de un sistema está determinado por la calidad de su profesorado. Estamos esforzándonos para que ellos vean los resultados del Simce y de estos indicadores como herramientas que nutren su trabajo. Este año, por primera vez, entregamos a los colegios un informe detallado con los resultados de estos indicadores junto con orientaciones para que puedan mejorar en cada uno de ellos. Además, esta información fue enviada a los padres y apoderados, para que las familias se involucren e interesen en estas importantes áreas de desarrollo de sus hijos.

 

En enero el Mineduc anunció cambios de Evaluación de Aprendizajes, se habló de una agenda inmediata y otra de largo plazo. ¿En qué consisten estos cambios?

La agenda corta o inmediata anunciada por la subsecretaria establecía, previa aprobación del Consejo Nacional de Educación (CNED), la eliminación de las pruebas de Lectura de 2° básico, de Ciencias Naturales de 4° básico y la evaluación TIC a los II medios el 2015. El CNED aprobó lo referido a Ciencias Naturales y TIC, y rechazó en fallo dividido en primera instancia la eliminación de la prueba de Lectura de 2° básico. Sin embargo, el Ministerio de Educación ingresó nuevamente esta solicitud para su análisis en segunda instancia. La propuesta de suspender la prueba Simce de 2° básico para el 2015 es coherente con las recomendaciones realizadas por el Equipo de Tarea, compuesto por investigadores, académicos, expertos en educación y representantes del mundo escolar que revisaron el Sistema Nacional de Evaluación de Aprendizajes. La meta es que en 2° básico todos los niños lean y para eso necesitamos un instrumento diferente con carácter formativo.

Las recomendaciones de los expertos apuntaron, entre otros aspectos, a reducir la intensidad y frecuencia de las mediciones externas, disminuyendo el número de pruebas que se administran actualmente con el fin de favorecer el uso pedagógico que se realiza de la información que entregan este tipo de mediciones al interior de los establecimientos educacionales.

La agenda larga corresponde al envío del Plan de Evaluaciones 2016-2020, el que será anunciado y enviado al CNED durante el segundo semestre de este año.

 

¿Qué características tendrá este nuevo Plan de Evaluaciones?

Como sociedad hemos instalado un modelo educacional en el cual las pruebas Simce se han transformado en un fin en sí mismas y no en un medio para el mejoramiento escolar como deberían ser, además del excesivo énfasis en las asignaturas evaluadas por sobre el resto de las materias. Queremos cambiar esta mirada, ya que creemos que las evaluaciones son un medio para saber dónde estamos y desde ahí mejorar, desde una perspectiva amplia que valore los aprendizajes integrales de nuestros estudiantes. En este sentido, se requiere que el Plan de Evaluaciones, que está en el contexto del Sistema de Evaluación de Aprendizajes de Calidad, tenga un cambio de énfasis respecto de la evaluación y sus consecuencias y eso se logra descomprimiendo la carga evaluativa, generando capacidades internas en los colegios y desarrollando espacios de evaluaciones formativas.

Por otra parte, hoy tenemos un extenso Plan de Evaluaciones, el que pasó de 6 pruebas en 2010 a 16 en 2014. Esto ha generado una fuerte tensión en las escuelas y a lo que tenemos que apuntar es, por una parte, a resguardar la necesidad de contar con información y, por otra, a entregar las orientaciones necesarias para que los colegios puedan trabajar y planificar las trayectorias de mejora.

 

¿Por qué estos cambios deberían traducirse en una mayor calidad de la educación?

Para avanzar en calidad, el desafío no es sólo tener un nuevo plan de evaluaciones, sino un sistema integral de evaluación para la mejora educativa. Lo importante es enriquecer el diagnóstico para que cada establecimiento pueda adoptar acciones de mejora y de esa forma alcanzar mayores logros de aprendizajes.

La redefinición del Plan de Evaluaciones considera el desarrollo y fortalecimiento de una línea de evaluación formativa, la que busca apoyar el trabajo de evaluación que realizan los docentes en el aula y fortalecer sus competencias con el objetivo de que puedan monitorear de manera permanente los aprendizajes de los estudiantes. Este sistema también busca tener un mayor nivel de reportabilidad que el que permiten las pruebas estandarizadas.

Estas pruebas son un importante elemento para que los profesores puedan retroalimentar a sus alumnos, lo que es fundamental, según los datos de la última entrega de resultados Simce 2014, para mejorar los aprendizajes de los estudiantes de 2° básico.

 

¿En qué medida los cambios que se han realizado y los que están por realizarse al Sistema de Evaluación de Aprendizajes deberían contribuir a un mayor fortalecimiento de la educación pública?

Como Agencia de Calidad de la Educación tenemos el mandato de procurar que todas las escuelas mejoren, sin importar su dependencia. Los cambios que hemos realizado respecto de la entrega de información y orientación hacia los colegios son vitales para que puedan trabajar sus resultados, adoptar acciones y así avanzar en sus trayectorias de mejoramiento.

Este cambio de plan que busca reducir las pruebas de carácter sumativo (con altas consecuencias) permitirá el desarrollo de nuevas instancias de evaluación (pruebas formativas) para apoyar la labor de los docentes y fortalecer las capacidades internas.

 

¿Cuáles son las proyecciones de la Agencia de Calidad en el corto y mediano plazo?

El gran desafío que tenemos es poder aportar al logro de una mayor calidad de la educación y para ello, en términos de evaluación estamos trabajando por resignificarlas, con el propósito de que sean herramientas que estén al servicio de la mejora y no un fin para el cual las escuelas trabajan descuidando sus importantes labores. En esta línea estamos avanzando en la generación de un sistema de evaluación formativa que entregue más y mejores herramientas a los docentes y los equipos directivos, para que puedan realizar un monitoreo permanente de los aprendizajes de sus estudiantes y así adoptar las medidas que sean necesarias, con mayor oportunidad que lo permiten los resultados de las pruebas Simce. Adicionalmente, estamos fortaleciendo la información y las orientaciones que entregamos a partir de estas evaluaciones, otorgándoles un mayor sentido pedagógico para su uso por parte de directivos y docentes.

En cuanto a nuestra función de orientar a las escuelas estamos experimentando importantes transformaciones, buscando escalar este trabajo a aquellas que más lo requieren y llegando a un mayor número de ellas.

Comparte este artículo en: