Reforma

CAMPAÑA #CALIDAD ES

16/03/17 por reveduc

Con esta iniciativa la Agencia de Calidad de la Educación llama a ampliar la mirada de cómo entendemos la calidad de la educación en Chile y, a la vez, invita a la ciudadanía a sumarse a una conversación donde todas las opiniones son relevantes. Entrevista a Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia.

Este año la Agencia de Calidad de la Educación –que tiene entre sus funciones evaluar al sistema escolar con sentido, ampliando la mirada de calidad y entendiendo que las evaluaciones son una herramienta que entrega información pedagógica valiosa para mejorar- partió con la campaña #Calidad Es, que busca posicionar los Indicadores de Desarrollo Personal y Social como un componente fundamental de la calidad educativa.

“Esta es una campaña de orientación que busca poner al centro a las escuelas, midiendo y valorando los distintos procesos pedagógicos que significan una educación de calidad”, dijo Henríquez y explicó que esto es parte de un diálogo que la institución ha llevado adelante desde 2015, que ha incluido a  comunidades educativas de Iquique a Punta Arenas y cuyos resultados se darán a conocer en los próximos meses.

Para conocer mejor el sentido, propósito y alcance de esta iniciativa, Revista de Educación conversó con Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia.

¿Por qué esta campaña y no otra?

La Agencia de Calidad de la Educación tiene como finalidad evaluar y orientar al sistema educativo para que este propenda al mejoramiento de la calidad y equidad de las oportunidades educativas, es decir, que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades de recibir una educación de calidad.

En ese contexto, durante 2015 y 2016 se realizaron los “Diálogos por la Calidad de la Educación” donde participaron los distintos actores del sistema escolar: directores, profesores, estudiantes, apoderados, sostenedores y autoridades para debatir sobre los componentes que debía incluir una educación de calidad. Este año quisimos seguir abriendo el debate a través de esta campaña de orientación, donde damos a conocer los aspectos que hoy consideramos como calidad integral, y donde invitamos a todos los ciudadanos y ciudadanas a participar y sumar en el día a día en cada colegio.

¿Cuál es el propósito de esta campaña?

El propósito de esta campaña de orientación es ampliar el debate sobre qué es la calidad de la educación. Queremos ampliar la mirada de calidad, donde los logros de aprendizajes son muy relevantes, pero también otros aspectos de la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes, como la autoestima y motivación escolar, la participación, la equidad de género, la convivencia escolar, la inclusión, entre otros, fundamentales para la formación integral de los estudiantes.

Se ha señalado que esta campaña “llama a ampliar la mirada de cómo entendemos la calidad de la educación en Chile y, a la vez, invita a la ciudadanía a sumarse a una conversación donde todas las opiniones son relevantes”. ¿En qué contexto y cómo se van a dar esas conversaciones?

En la Agencia, la calidad y cómo mejoramos es una conversación y acción permanente. Lo que pretendemos con esta campaña es ampliar esta discusión más allá del mundo educativo, e incorporaremos estas opiniones a las ya existentes en los diálogos por la calidad.

En los próximos meses, cuando finalice la campaña, esperamos poder dar a conocer a todo el país cuál es el concepto de calidad que todos queremos para la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Asimismo, se ha señalado que “la campaña de orientación de la Agencia de Calidad busca que todas las personas participen a través de las redes sociales, contestando la pregunta… y para ti, ¿qué es calidad? y responder con el hashtag #CalidadEs”. ¿Qué pasará con las opiniones de la gente? ¿Se publicarán? ¿Qué uso se le va a dar a eso?

Las opiniones que se obtengan de esta campaña serán sumadas a los resultados de los diálogos por la calidad.

Los afiches y llamados de esta campaña, ¿se pondrán también en las escuelas?

Esta es una campaña de orientación que en Santiago se realiza en la vía pública y en regiones a través de las radios locales, además de redes sociales, por lo que -por ahora- no está contemplado repartir afiches en las escuelas.

¿Cuál es el punto más débil en calidad? ¿Y cómo se espera reforzarlo?

Pensamos que aquello que hoy más nos cuesta para avanzar en calidad es el mejoramiento continuo, tanto de los procesos educativos como de los logros de aprendizaje en las comunidades educativas.

En ese sentido, creemos que hoy tenemos una reforma en marcha que entrega nuevas condiciones para la mejora, que van desde más recursos para las escuelas a profesores con mayores tiempos y mejor remunerados. Sin embargo, esto no se trata de apretar 3 botones y mejorar. Se requiere de un liderazgo directivo que invite a su comunidad a ser parte de este proceso; aprovechar de mejor manera los recursos de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), repensar cómo usamos las horas de la Jornada Escolar Completa (JEC), un uso efectivo de las horas en las salas de clases, y otra serie de condiciones que permitan avanzar en la mejora permanente.

Por otra parte, también es importante que las escuelas trabajen por los logros de aprendizaje, pero entendiéndolo como una educación integral. La lectura comprensiva y matemática son muy relevantes, pero también lo son desarrollar los talentos de nuestros estudiantes en otras áreas y velar por un desarrollo en todos los aspectos de su formación, especialmente en su autoestima, en que sepan convivir, en que participen y, por supuesto, también en su autocuidado.

Esto último es fundamental. PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes) nos demuestra la importancia de una educación integral. A mayor cantidad de actividades extra curriculares en el establecimiento relativas al arte, deporte, cultura, voluntariado, entre otras, los estudiantes tienen promedios más altos.

¿Cuáles son las metas a corto y mediano plazo de esta campaña?

A corto plazo que logremos una importante participación de los ciudadanos y ciudadanas y nos cuenten qué es lo que consideran ellos que es una educación de calidad, y en el mediano plazo, que todas las comunidades educativas hagan suyos estos conceptos y trabajen por una educación integral de calidad.

#CalidadEs

#CalidadEs igualdad de oportunidades. En las evaluaciones que realiza la Agencia casi el 70% de los estudiantes más privilegiados alcanzan los aprendizajes adecuados para su edad, mientras que en los sectores más vulnerables solo lo consigue el 20%. Esto no es normal. Todos pueden aprender, no importa su origen.

#CalidadEs descubrir. Más de la mitad de los estudiantes de 4° básico tiene dificultades para comprender lo que lee. En la Agencia implementamos Evaluación Progresiva para apoyar a los profesores para seguir los avances de sus estudiantes en comprensión lectora, porque un niño que entiende lo que lee aprende algo nuevo todos los días.

#CalidadEs equidad de género. En Chile los niños obtienen mejores resultados en las pruebas de Matemática y Ciencias, mientras que las niñas logran mayores rendimientos en Lectura. Hombres y mujeres tienen las mismas capacidades de aprender. Las diferencias están en nuestras creencias

#CalidadEs participación. La Agencia evalúa la participación y la formación ciudadana en las escuelas, porque estas generan un mayor compromiso con su comunidad. Una escuela que promueve la participación contribuye a una mejor democracia.

#CalidadEs confianza. La Agencia evalúa la motivación y la autoestima de los estudiantes y los resultados arrojan que menos del 50% tiene confianza en que puede aprender. Cuando creemos en las capacidades de nuestros estudiantes, ellos aprenden más. Generar confianza es tarea de todos.

#CalidadEs diversidad. Existen distintas culturas, costumbres y creencias. Una escuela que convive en la diversidad educa ciudadanos para el mundo. La Agencia evalúa el respeto que existe al interior de una escuela, porque el clima de convivencia escolar aporta al bienestar y desarrollo de los estudiantes.

#CalidadEs cuidarse. La Agencia evalúa cómo las escuelas promueven la alimentación sana, la vida activa y el autocuidado de los estudiantes en ámbitos como la sexualidad, el consumo de tabaco, de alcohol y drogas. Un colegio que promueve una vida saludable mejora la calidad de vida de nuestros estudiantes.

 

 

 

Comparte este artículo en: