Innovación

BRITISH COUNCIL POTENCIA LA PROGRAMACIÓN EN LAS NIÑAS A TRAVÉS DEL “GIRL POWER”

06/11/18 por consuelo.agusti

Con la idea de resaltar las habilidades del siglo XXI, el British Council presentó un programa que busca, mediante la codificación y el pensamiento crítico, acercar a los estudiantes a la programación, actividad enfocada principalmente en potenciar la inclusión femenina en trabajos ligados a la tecnología.  

El Instituto Cultural Público lanzó durante el mes de mayo en Santiago, el proyecto “Girl Power Codefest Américas”. La ceremonia fue en el Palacio de La Moneda, durante la visita del ex ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson. Y tuvo como fin enseñarle a las niñas a potenciar sus conocimientos tecnológicos, destreza que será de gran utilidad para los desafíos del futuro.

Esta revolución digital, que se gestó el año 2016 en el Reino Unido, ha marcado un precedente en el mundo de la tecnología, ya que más de un millón de estudiantes entre los 11 y 12 años se sumaron a la programación en sus colegios.

Fue tal el éxito en esa parte de Europa, que el 90% de los escolares comentaron que era tan fácil manejarlo y aprender el funcionamiento, que cualquier persona podría hacerlo.

Lo novedoso del proyecto es que solo se utilizó una microcomputadora llamada “Micro:bit” se trata de un dispositivo de muy bajo costo, compuesto por una pequeña tarjeta de circuitos que faculta a los estudiantes a programar por ejemplo, desde pequeñas letras, hasta series y programas.

VALPARAÍSO PROGRAMA

Durante este año, el British Council decidió invitar a participar en el proyecto a nueve colegios de Valparaíso. Establecimientos que están creando ideas innovadoras para presentarlas el 17 de noviembre en la actividad final del proyecto “Girl Power”, evento que se realizará de forma paralela en Perú, Colombia y México.

Según Tatiana Zuluaga, encargada de proyectos del British Council, “Se escogió Valparaíso debido a que es reconocida como la capital de la “Science, Technology, Engineering, Arts and Maths” (STEAM). Lo que en español significa “Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas”. Además, tenemos vigentes convenios con un conglomerado de instituciones del sector como la Universidad Católica de Valparaíso, específicamente con el centro de innovación y emprendimiento que ellos poseen”.

Esta última casa de estudios recibió a los 17 docentes de distintas áreas para capacitarse en dos aspectos. El primer módulo fue de habilidades esenciales para el siglo XXI y el segundo de alfabetización digital, en donde se familiarizaron con el uso del dispositivo “Micro:bit,” con el fin de enseñarles a sus alumnos cómo trabajar con las nuevas tecnologías y asimilar este mecanismo como un complemento al currículo tradicional del colegio.

“Esperamos que los profesores se preparen bien para enfrentar los nuevos recursos digitales que les estamos ofreciendo y ojalá que esto empodere a las alumnas con la tecnología. Así desarrollarán nuevos talentos y se motivarán para estudiar carreras en el ámbito científico, tecnológico y matemático”, señala Katherine Hutter, directora de British Council Chile.

Gracias a lo aprendido en las capacitaciones docentes hoy las alumnas han llevado a cabo un prototipo de trabajo en el aula, el que será evaluado por unos jurados en la final de noviembre.

“Para mí la experiencia ha sido fantástica, mis alumnas han trabajar muy bien en equipo y han sido capaces de utilizar el Micro:bit sin problemas. Por otra parte, aprendieron a investigar sin miedo, han programado, desprogramado y lo más significativo, es que cada duda o pregunta que ha surgido, ellas han sido capaces de resolverlas, pues ya conocen las habilidades de cada una de sus compañeras. Así han logrado formar equipo”, cuenta la profesora de química, Paola Barra del Colegio CREB de Quilpué.

LAS MUJERES Y LA PROGRAMACIÓN

Se estima que 50 estudiantes de cada país serán parte del cierre del programa de “Girl Power Codefest Américas” En dicha instancia deberán presentar los proyectos que ejecutaron durante meses ante una comisión evaluadora. Finalmente los nueve finalistas podrán ser exhibidos vía streaming a los países que estarán de forma simultánea desarrollando la misma actividad.

“Para mí trabajar con el “Micro:bit” ha sido muy fácil y entretenido, he aprendido cosas nuevas con mis compañeras. Esto me ha hecho cambiar mis ideas sobre qué estudiar, desde que conocí ese proyecto me gustaría trabajar más en esto”, declara entusiasmada Valentina Contreras, estudiante de 11 años.

Entre las creaciones que han estado preparando las alumnas se encuentran por ejemplo: un sistema de alerta temprana en caso de presentarse alguna emergencia, un método de riego para los huertos de los colegios y proyecto relativo al ruido que se produce en clase, el que puede alertar al docente en caso de que el sonido sea muy alto.

Esta iniciativa es gratuita para las escuelas participantes, tiene un gran componente de género desde su creación ya que, como dice Tatiana Zuluaga, la idea principal del British Council, es potenciar las áreas STEAM en las niñas, pues hasta hoy es un terreno con predominio masculino, ya que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), solo en el 19% de estas áreas participan activamente mujeres.

 

 

 

Comparte este artículo en: