Zona pedagógica

Apoyo a los docentes de Educación Media: CÓMO ACERCAR A LOS JÓVENES AL PATRIMONIO

14/02/18 por reveduc

El significado que cobra hoy la formación ciudadana en el sistema escolar exige incorporar la educación patrimonial. Y para ello, los profesores requieren apoyo. Por esta razón, la más reciente Colección Educación UC puso a su disposición el libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”.

 

“La formación patrimonial de los jóvenes, asunto que ha sido planteado desde hace más de cinco décadas en acuerdos y reuniones de colaboración internacional, ha cobrado especial relevancia en Chile en los últimos 20 años, debido a que responde a una agenda pública vigente. Por una parte, la decidida acción y participación de la sociedad civil en su territorio explica la necesidad de forjar espacios de formación tanto en el reconocimiento de su patrimonio como en sus mecanismos de protección. Por otra parte, el significado que cobra hoy la formación ciudadana en el sistema escolar exige incorporar la educación patrimonial como un eje que permite no solo comprender y tomar conciencia de los entornos naturales y culturales, sino también contribuir a la formación de ciudadanos activos, constructivos y atentos a su entorno sociocultural”.[1]

Estas palabras, de la decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, Lorena Medina, explican por qué esa casa de estudios se interesó en abordar el tema del patrimonio en su más reciente Colección Educación UC, que consta de siete tomos orientados a variados tópicos: El Poder de la Evaluación en el aula, Leer y Escribir para Aprender Historia, Aritmética Pitagórica y el Triángulo de Pascal, Patrimonio en Construcción, Funciones Ejecutivas y Educación, Las 9 claves ELI (Equipos de Liderazgo Instruccional) y Gramática para Profesores. De ellos, los últimos cuatro ya están disponibles en librerías.

 

¿QUÉ ES EL PATRIMONIO?

Según el libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, se trata de una noción compleja, pero que “en su definición más sencilla, evoca la palabra herencia y por esta razón existe un derecho sobre aquello que se hereda, a lo que se le concede como bien un valor asociado”.[2]

Es un término que convoca a diversas disciplinas y por tanto, existen variados métodos para abordarlo. Una razón que explica, según los autores del libro, “por qué este texto debe ser compartido por las distintas áreas del currículum de Educación Media”.[3]

Se trata entonces de una guía para estudiantes y profesores que está compuesta por cinco unidades: Patrimonio: aproximación al concepto; Patrimonio Inmaterial: valorando saberes, aprendiendo cosmovisiones; Patrimonio Mueble: de artesanías a ferrocarriles, bienes móviles como expresión de la creatividad; Patrimonio Inmueble: plazas, barrios y ciudades. La valoración de nuestros entornos; y Patrimonio Natural: aire, agua y tierra. El valor de la naturaleza.

Cada una de esas unidades “culmina con una sección de actividades didácticas propuestas sobre la base del currículum de Enseñanza Media y concebidas en el marco de los contenidos mínimos obligatorios de cada asignatura y de los objetivos transversales. Asimismo, dado el carácter multidimensional del patrimonio, este material de trabajo propone una perspectiva de integración de asignaturas con el fin de avanzar en un trabajo escolar integrador e interdisciplinario”.[4]

A modo de ejemplo, la unidad referida al Patrimonio Mueble propone 21 actividades para ser trabajadas en las siguientes asignaturas: Artes Visuales; Historia, Geografía y Ciencias Sociales; Inglés; Lenguaje y Comunicación; Matemática; Educación Física; Tecnología; Artes Musicales y Religión. La última actividad es multidisciplinaria y consiste en realizar un mapa histórico-cultural del patrimonio mueble. Se indican los pasos a seguir y el tiempo proyectado para llevarla a cabo.

Asimismo, la unidad del Patrimonio Inmueble sugiere otras 21 actividades, de carácter individual y grupal, algunas para realizar dentro del aula y otras fuera de ella. Por ejemplo, se invita a conocer la Iglesia de los Agustinos, las obras de arte que hay allí y se conecta su historia con Catalina de los Ríos y Lisperguer, “La Quintrala”. “Ella conoció el naranjo del cual se talló la famosa figura de Cristo (El Cristo de Mayo) que –según su parecer- la miraba con ojos inquisidores frente a tanta maldad e injusticia cometida”.[5] Y en este caso en particular, se proponen ideas de trabajo muy concretas para las asignaturas de Lenguaje y Comunicación; e Historia, Geografía y Ciencias Sociales.

Los invitamos a leer y disfrutar de este libro, que busca ser un aporte real para el ejercicio docente.

 

 

[1] Lorena Medina, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica. En prólogo del libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, Colección Educación UC, de las autoras Macarena Ibarra, Cecilia Ramírez y Umberto Bonomo (Octubre 2017). Pág. 7.

[2] Macarena Ibarra, Cecilia Ramírez y Umberto Bonomo. Libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, Colección Educación UC (Octubre 2017). Pág. 19.

[3] Macarena Ibarra, Cecilia Ramírez y Umberto Bonomo. Libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, Colección Educación UC (Octubre 2017). Pag. 22.

[4] Macarena Ibarra, Cecilia Ramírez y Umberto Bonomo. Libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, Colección Educación UC (Octubre 2017). Pág. 15 y 16.

[5] Macarena Ibarra, Cecilia Ramírez y Umberto Bonomo. Libro “Patrimonio en construcción: Reflexiones para la Educación Media”, Colección Educación UC (Octubre 2017). Pág. 254.

Comparte este artículo en: