Conversando

Alejandra Arratia, Coordinadora Nacional de la UCE: “UN CURRÍCULUM EQUITATIVO DEFINE LA SOCIEDAD A CONSTRUIR”

25/10/16 por reveduc

img_6548_web

“Cómo abordar el desarrollo del currículum con una perspectiva de largo plazo y de Estado, es el desafío que asumió este gobierno. Quisiera destacar que el currículum es lo más equitativo que tiene el sistema educativo, porque indica qué aprendizajes consideramos importantes para ser transmitidos a las nuevas generaciones. Y al pensar en eso, estamos hablando de las personas que se quiere formar y la sociedad que se quiere construir”, afirma la coordinadora nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación (UCE) del MINEDUC.

 

¿POR QUÉ CHILE HOY NECESITA UNA POLÍTICA NACIONAL DE DESARROLLO CURRICULAR? ¿ACASO NO TENÍAMOS UNA O LA CAMBIAMOS?

En nuestro país está claramente definida desde la Ley General de Educación -y también antes en la LOCE- la institucionalidad respecto a cómo se aprueba el Currículum Nacional luego que el Ministerio de Educación lo envía al Consejo Nacional de Educación. Pero lo que Chile aún no ha establecido son los procedimientos para definir esa propuesta de currículum que se envía a evaluación de este Consejo, los ciclos de periodicidad con que se mira y la participación de los distintos actores en su elaboración.

Cómo abordar el desarrollo del currículum con una perspectiva de largo plazo y de Estado, es el desafío que asumió este gobierno. La primera pregunta que surgió fue: ¿Se va a cambiar el currículum? El 2009 hubo un ajuste, que no se implementó completamente. Entonces, se levantaron otras interrogantes: ¿Cada cuánto tiempo se cambia el currículum? ¿Tiene que haber consulta pública? ¿Qué tipo de consulta pública? ¿A quiénes tiene que incorporar esa consulta pública? Nosotros decidimos tomar esas preguntas de fondo, que implican una mirada a largo plazo.

 

PARA ABORDAR ESA MIRADA DE LARGO PLAZO, SE FORMÓ UNA MESA DE TRABAJO DE DESARROLLO CURRICULAR. ¿CÓMO EVALÚA USTED EL RESULTADO DE SU TRABAJO?

¡Muy bien! Invitamos a esta Mesa a personas muy diversas, incluso gente que no había participado en este tipo de instancias previamente. A ratos fue muy desafiante la conversación, pero se llegó a acuerdos importantes para fortalecer las definiciones del Currículum Nacional. Y esos acuerdos están contenidos en el informe “Recomendaciones para elaborar una Política Nacional de Desarrollo Curricular”.

Quisiera destacar que el Currículum Nacional define el qué del sistema educativo, qué es lo que queremos que nuestros niños aprendan. Desde esa perspectiva, es lo más equitativo que tiene el sistema escolar y el sistema educativo en general, porque indica qué aprendizajes consideramos esenciales para ser transmitidos a las nuevas generaciones. Y al pensar en eso, estamos hablando de las personas que se quiere formar y la sociedad que se quiere construir.

 

LAS CONCLUSIONES DE LA MESA DE TRABAJO DE DESARROLLO CURRICULAR, ¿TIENEN QUE VER CON EL MODELO DE CIUDADANO QUE SE QUIERE FORMAR? ¿QUÉ OTROS TEMAS DESTACARÍA DEL INFORME DE LA MESA?

Sí. Las recomendaciones no dicen “esto se debe enseñar” o “esto no se debe enseñar”, no abordan explícitamente el qué, pero sí se pronuncian acerca de los procedimientos en base a los cuales se tiene que validar el Currículum Nacional para responder esta pregunta acerca del qué. Y por tanto, qué tan participativa debe ser la definición del currículum. Eso tiene que ver con el tipo de ciudadanos que se quiere formar. De hecho, el informe señala que se quiere promover el desarrollo de ciudadanos comprometidos con la construcción de lo común. Además, la Mesa hace suyo el doble propósito que tiene el currículum: por un lado, formar personas integrales y por otro, ciudadanos autónomos, críticos, responsables, comprometidos con la democracia.

La Mesa hace recomendaciones en cuanto a tener procesos de construcción y de desarrollo del Currículum Nacional más participativos, transparentes, de cara a los distintos actores y que se pueda dar cuenta pública de cómo son esos procesos. Además, aborda los ciclos para revisar y hacer modificaciones al Currículum Nacional. Recomienda seis años para cambios menores en el currículum y 12 para los más estructurales. También, promueve dotar al Currículum Nacional de una figura nueva que son los “aprendizajes nucleares”, de modo de entregar mensajes claros respecto a los propósitos formativos del currículum, y favorecer procesos de apropiación y contextualización curricular.

 

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS “APRENDIZAJES NUCLEARES”? ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?

Son aprendizajes sustantivos, más que de conocimientos específicos. En la arquitectura curricular antigua teníamos objetivos fundamentales y contenidos mínimos obligatorios, esto es más cercano a lo que eran los objetivos fundamentales ya que explicitan lo que se ha aprendido al finalizar un año. Son aprendizajes de trazo más grueso, que muestran o reflejan competencias en términos de un desempeño más amplio.

El tema de los aprendizajes nucleares es relevante en las recomendaciones de la Mesa, pero también hay otros como apoyar procesos de flexibilización y contextualización curricular. Esto no significa que vayamos a hacer currículum distintos, sino que sobre la base de uno común se promoverán espacios para que los establecimientos educacionales puedan contextualizar ese currículum a su realidad.

 

¿QUÉ AUTONOMÍA TIENEN LOS CENTROS EDUCATIVOS EN LA APLICACIÓN DEL CURRÍCULUM?

La Ley General de Educación contempla distintos instrumentos curriculares. Uno de ellos son las Bases Curriculares, que definen qué tienen que aprender nuestros niños y niñas, jóvenes y adultos. Otro son los Programas de Estudios y las escuelas tienen libertad para hacer los suyos, siempre en el marco de las Bases Curriculares. Esa libertad es un espacio de flexibilización y contextualización con que cuentan todos los establecimientos educacionales actualmente.

Es importante considerar que no se trata de hacer nuevos currículum, sino de complementar el Currículum Nacional con otros objetivos más pertinentes para la zona en que se ubica cada colegio. El otro día escuché a alguien que daba un ejemplo de los vectores, ¿cómo entiendes ese concepto y lo trabajas en el sur, donde los bosques están presentes, y a la vez en el descampado desierto? Eso es contextualización y por cierto el trabajo docente considera de modo muy relevante estos procesos de contextualización curricular, que favorecen el aprendizaje de los y las estudiantes.

 

¿ESO ES RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESORES?

Los profesores son los profesionales que trabajan desarrollando y promoviendo los aprendizajes de los alumnos, ellos toman esas decisiones a diario en los diferentes espacios en que desarrollan su trabajo.

Se requiere que respaldemos su trabajo y por eso, estamos trabajando de cerca con el CPEIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas) en apoyar procesos de desarrollo profesional docente.

 

EN RELACIÓN CON LA NECESIDAD DE UNA MAYOR APROPIACIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN CURRICULAR, ¿SE VAN A CREAR EN LOS COLEGIOS NUEVOS ESPACIOS DE PARTICIPACIÓN O SE VAN A APROVECHAR LOS QUE YA EXISTEN?

Ambos. Aquí es importante el rol que tendrán los Servicios Locales de Educación de la Nueva Educación Pública, en términos de promover la gestión curricular y espacios de apropiación y desarrollo curricular local. Como señalaba antes, en Chile existe la posibilidad, por ley, de que los establecimientos educacionales puedan hacer sus propios programas de estudio, aunque muy pocos lo hacen.

Un dato: del 100% de los colegios del país, solo el 7% elabora programas de estudio propios. Y quienes lo hacen son principalmente particulares pagados o que pertenecen a corporaciones educacionales.

Ahí hay un espacio muy rico para contextualizar el currículum y trabajar con él. Lo que no implica, y esto es destacable, determinar que los niños no tengan que aprender algún contenido, porque ése es un tema decisivo en términos de equidad: los niños van a tener las oportunidades de aprender aquello que definimos como país que es esencial que aprendan, el punto es cómo lo aprenden.

 

DE TODAS LAS PROPUESTAS DE LA MESA, A SU JUICIO ¿CUÁL ES LA MÁS IMPORTANTE?

La propuesta de institucionalización de la función de desarrollo curricular en el país, porque en la medida que no tengamos eso, la capacidad país para abordar ese desafío se verá reducida. Es una recomendación fundamental, ya que desde ahí se anclan las otras. Por eso me parece, lejos, la más relevante.

El currículum refleja los requerimientos de la sociedad, del mundo del conocimiento, del mundo del trabajo, al sistema educativo. Pero eso implica interpretar todas estas necesidades de la sociedad al sistema educativo y traducirlas en definiciones curriculares y evaluativas, lo cual es complejo. Si como país no nos comprometemos con esa tarea, ponemos en riesgo la legitimidad del currículum y por lo tanto, la legitimidad de la definición de los aprendizajes que consideramos que nuestros estudiantes deben desarrollar a lo largo de su trayectoria formativa.

 

LAS BASES CURRICULARES

¿SE PIENSA CAMBIAR EL CURRÍCULUM?

Hay Bases Curriculares ya aprobadas e implementándose hasta octavo básico y están en proceso de comenzar a implementarse las de 1º medio en 2017 y las de 2º medio en 2018. Estamos trabajando ahora en las de 3º y 4º medio. Vamos a hacer una consulta pública en dos etapas: en agosto y noviembre.

Deberían entrar en vigencia, una vez aprobadas por el Consejo Nacional de Educación, en 2019.

 

¿QUÉ TENDRÁN DE DIFERENTE LAS NUEVAS BASES CURRICULARES DE 3º Y 4º MEDIO EN RELACIÓN CON LAS BASES ACTUALES PARA ESOS NIVELES?

Tenemos una propuesta, pero irá a consulta pública. Por lo tanto, quiero ser respetuosa con eso. La propuesta será en base a lo que diga esa consulta. Lo que sí vamos a enfatizar en esta propuesta curricular es la formación integral de los estudiantes.

Además, éste va a ser el primer ejercicio de un currículum fundado en aprendizajes nucleares. Pero cómo va a resultar eso, dependerá de lo que pase en la consulta pública.

Por otra parte, nos interesa que en las bases curriculares de 3º y 4º medio las tres formaciones diferenciadas (Humanista Científico, Técnico-Profesional o Artística) tengan un plan común realmente común, de modo que exista un núcleo cultural transversal entre ellas.

 

¿LA MESA DE TRABAJO DE DESARROLLO CURRICULAR SE PRONUNCIA SOBRE CONTENIDOS?

No. Se refiere a los procedimientos para construir el currículum. Ya contamos con sus recomendaciones. El paso que sigue es tomar definiciones respecto a ellas y hacer una propuesta de política de desarrollo curricular. Luego, el Consejo Nacional de Educación tendrá que pronunciarse.

 

Y LOS DOCENTES Y DIRECTIVOS, ¿CÓMO PODRÁN ASIMILAR ESTOS NUEVOS PROCESOS?

La idea es que haya espacios de participación. Por un lado, aquellos que facilitan un trabajo conjunto en todo lo concerniente a formación docente, y ahí estamos articulados con el CPEIP y también con universidades que trabajan el tema. Y, por otro, se nos recomienda abrir nuevos espacios de participación con docentes, de modo tal de asegurar que su voz tenga un rol estratégico en las definiciones curriculares. Ambos procesos tienen que ser intencionados para asegurar que los maestros estén presentes en esa definición.

 

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES DESAFÍOS EN MATERIA DE POLÍTICA CURRICULAR EN EL PAÍS?

En primer lugar, tener procedimientos y mecanismos para monitorear bien los procesos de implementación del Currículum Nacional. Es muy importante que podamos monitorear de cerca qué es lo que está pasando con el currículum, qué les hace sentido a las escuelas y qué no, a través de qué cosas se favorecen ciertos enfoques, etc., de tal manera que lo que el Consejo Nacional de Educación está aprobando como currículum se pueda retroalimentar con lo que está pasando en las escuelas.

Nosotros tenemos un observatorio aquí en la UCE, que permite hacer estudios, pero acotados. Lo que se requiere es un trabajo fino y robusto de seguimiento a la implementación del Currículum Nacional. Ése es un gran desafío.

Y, en segundo lugar, contar con procesos de discusión y de diálogo para reflexionar sobre los aprendizajes del Currículum Nacional, las necesidades de la sociedad hacia el sistema educativo, y asegurar su pertinencia en la definición curricular. Esos espacios de participación no son triviales ni fáciles, pero es fundamental que los tengamos y los potenciemos, de modo de que las definiciones del Currículum Nacional sean pertinentes para todos.

Comparte este artículo en: